Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada precinta obras en La Cantueña sin previo aviso.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada precinta obras en La Cantueña sin previo aviso.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha tomado la decisión de paralizar las obras en el espacio medioambiental de La Cantueña, donde la Comunidad de Madrid tiene previsto construir un centro de acogida para menores no acompañados. A pesar de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 24 de Madrid ha suspendido de manera provisional la orden de paralización a raíz de un recurso presentado por el Gobierno autonómico, el Consistorio ha procedido al precintado de las obras, ya que aún no ha recibido la notificación oficial del auto judicial.

El alcalde, Javier Ayala (PSOE), ha explicado que esta medida se toma en cumplimiento del decreto municipal de paralización de las obras, emitido la semana anterior, basándose en la existencia de un expediente de reversión del espacio y en las dudas sobre la titularidad del mismo. Por lo tanto, considera que no es adecuado comenzar los trabajos en estas circunstancias.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada afirma que no ha recibido ninguna notificación del Juzgado respecto a la suspensión cautelar del decreto, por lo que continúan siguiendo las instrucciones de la orden de paralización de las obras.

Para el Consistorio fuenlabreño, la Comunidad de Madrid está incumpliendo el convenio de cesión del espacio de La Cantueña, por lo que consideran que tienen derecho a recuperarlo. Además, el alcalde señala que el modelo de "macrocentro" propuesto por la Comunidad de Madrid va en contra de las recomendaciones del Consejo de Europa y la ley regional de servicios sociales.

En declaraciones recientes, Javier Ayala ha expresado su firme decisión de paralizar las obras del centro para menores, basándose en el expediente de reversión del espacio en cuestión. Asimismo, reitera la postura del Ayuntamiento en defensa de sus derechos sobre la propiedad del terreno.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 24 de Madrid ha dictaminado a favor de la Comunidad de Madrid en su solicitud de medidas cautelares provisionalísimas, suspendiendo temporalmente la orden de paralización de las obras en La Cantueña emitida por el Ayuntamiento de Fuenlabrada. Se ha dado un plazo de tres días al Consistorio para presentar alegaciones antes de tomar una decisión definitiva sobre esta medida cautelar.

Según el auto judicial, existen suficientes elementos que justifican la urgencia de suspender la orden municipal. Se considera que permitir la continuación de las obras durante ese plazo de tres días no representa un perjuicio grave, mientras que paralizarlas sí supondría un daño mayor en términos materiales y legales.

La disputa entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid se centra en el uso del espacio en cuestión, con argumentos legales y políticos en ambos bandos. La consejera de Familia, Juventud y Asuntos Sociales de la Comunidad, Ana Dávila, acusó al alcalde de Fuenlabrada de obstruir el proyecto de acogida para menores no acompañados, que considera vital para satisfacer las necesidades del Gobierno central en este tema.

En resumen, la polémica en torno a La Cantueña continúa generando tensiones entre las autoridades locales y regionales, en un debate que abarca cuestiones de competencias, recursos y derechos legales. La resolución definitiva de este conflicto dependerá de las decisiones judiciales y de la voluntad política de ambas partes para encontrar una solución satisfactoria.