Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Despliegue masivo de seguridad y asistencia en San Isidro con más de 2.000 policías y 300 efectivos del Samur.

Despliegue masivo de seguridad y asistencia en San Isidro con más de 2.000 policías y 300 efectivos del Samur.

El dispositivo de seguridad se refuerza para las fiestas de San Isidro en Madrid

MADRID, 7 May.

Con más de 2.000 policías municipales en refuerzo, incluyendo un gran número de ellos en paisano, bomberos, más de 300 efectivos del Samur y la instalación de un puesto sanitario avanzado, el Ayuntamiento de Madrid está desplegando un importante dispositivo de seguridad y emergencias en los cuatro escenarios de las fiestas de San Isidro (Pradera, Vistillas, Matadero y Plaza Mayor) que comenzaron el pasado fin de semana.

Desde la pradera de Carabanchel, con mayor presencia de efectivos debido al número de asistentes, la delegada de Seguridad y Emergencias, Inma Sanz, ha destacado el "refuerzo importante" para garantizar que estas fiestas se desarrollen con normalidad, como en años anteriores.

Sanz ha visitado el puesto sanitario avanzado instalado en la Pradera, junto al despliegue de ambulancias del Samur y unidades de primera respuesta, tanto a pie como en bicicleta, para actuar con rapidez según sea necesario.

En Las Vistillas se despliegan ambulancias y unidades de primera respuesta, al igual que en Matadero y Las Vistillas. Para el día del patrón de Madrid, el 15 de mayo, el Samur estará presente en la misa de la Colegiata de San Isidro y en las procesiones.

La Policía Municipal aporta más de 2.000 agentes de refuerzo en todo el dispositivo, con la participación de prácticamente todas las unidades del Cuerpo, incluyendo drones, caballería, unidades caninas, centrales de seguridad y la unidad de gestión de la diversidad. Según Sanz, "todo el Cuerpo se vuelca en las fiestas más importantes de la ciudad".

La delegada destaca la presencia significativa de agentes de paisano para prevenir delitos y disturbios. "Dentro de este dispositivo, además de los uniformados, habrá una presencia relevante de personal operativo de paisano para prevenir", señala.

La mayoría de los efectivos policiales se concentrarán en la pradera, el parque de San Isidro y Las Vistillas, pero también estarán presentes en otros eventos fuera de estos recintos, como el pregón y los actos religiosos e infantiles. En caso de ser necesario, el servicio ordinario de la Policía, con más de 700 agentes diarios desplegados en la ciudad, reforzará el dispositivo festivo.

Los bomberos se encargarán de los hidrantes y accesos en todo el perímetro, especialmente durante los castillos de fuegos artificiales, con tres equipos listos por si surge alguna incidencia.

Tanto los fines de semana como el día previo a San Isidro y el propio 15 de mayo, el dispositivo municipal se verá reforzado debido a la afluencia de público.