Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

CEIM califica de "objetivamente buenos" pero insuficientes los datos de paro, dadas las altas expectativas del verano.

CEIM califica de

MADRID, 4 Jul. - La Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM) ha reconocido este martes que los datos de paro son "objetivamente buenos", pero entiende que son "muy pobres" ante las "expectativas históricas que había con la campaña de verano".

Así lo ha trasladado en declaraciones suministradas a los medios el portavoz de CEIM, Francisco Aranda, tras conocerse los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social relativos al desempleo de junio.

En la Comunidad de Madrid el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó un 0,8%, con 2.437 desempleados menos en relación al mes de mayo, hasta alcanzar la cifra global de 302.657 personas en paro en la región. En términos nacionales empleo bajó en 50.268 personas en junio en relación al mes anterior (-1,8%) impulsado, sobre todo, por el sector servicios, que concentró casi el 84% de la caída del desempleo y se situó en mínimos de 2008.

De estos datos, CEIM ha destacado que la Comunidad "sigue creando empleo por encima" de la media nacional y creen que cuenta con un "mejor tratamiento fiscal" de cara a la atracción para la inversión por lo que " cada vez se apuntan más personas al registro del paro en Madrid en búsqueda de su oportunidad laboral".

Al hilo, han destacado que en cuanto a la tipología de contratos, se estabiliza la cifra entorno al 45% de contratación nueva indefinida, siendo más estable en la Comunidad de Madrid (51%). En cuanto a fijeza en el empleo a nivel estructural, Madrid supera el 87%, por encima de la media nacional.

A continuación han asegurado que la economía española está en un "complicado contexto" e instan a que el futuro gobierno surgido de las urnas el 23 de julio "estimule la productividad con una política fiscal muy diferente a la practicada en la legislatura que finaliza este mes".

"Es clave dar mayor participación a las Mutuas en la gestión y control de las bajas laborales; acomodar el gasto público a la necesidad real de protección social; promover el trabajo a tiempo completo, principalmente de los colectivos más vulnerables; deflactar el IRPF conforme a la inflación; ajustar las cotizaciones a la necesidad de crear puestos de trabajo para los más de 2.688.000 parados", han enumerado.