Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Ayuso preside el Dos de Mayo con controversia con el Gobierno por la manifestación y la representación.

Ayuso preside el Dos de Mayo con controversia con el Gobierno por la manifestación y la representación.

Por primera vez el acto de la Real Casa de Correos se retransmitirá al exterior en dos pantallas gigantes

La presidenta de la Comunidad y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, preside este martes el tradicional acto institucional del Dos de Mayo, en la Real Casa de Correos, marcado este año por la cercanía con la campaña electoral y la polémica con el Gobierno por una manifestación a las puertas y la representación institucional.

La celebración del Día de la Comunidad de Madrid comenzará a las 10 horas con la ofrenda floral de la dirigente madrileña a los Héroes del Dos de Mayo, en el cementerio de la Florida, han informado fuentes del Gobierno regional.

Ayuso depositará una corona de laurel ante la lápida y asistirá a la rendición de honores por parte de la Banda de Guerra y la sección de Honores y una Escuadra de Gastadores del Regimiento de Artillería Antiaérea.

A las 11 horas la celebración se trasladará a la sede de la Presidencia regional para la entrega de la Medalla de la Comunidad (oro y plata) y condecoraciones de la Orden del Dos de Mayo.

Entre los 17 galardonados de este año se encuentran el cantante Dani Martín, Juan Carlos Quer, el futbolista Koke y el exviceconsejero de Salud Pública Antonio Zapatero. Así, ante unos 800 invitados y alrededor de 200 periodistas acreditados, Ayuso presidirá el acto, hará entrega de estos reconocimientos y pronunciará un discurso de cierre.

A la cita, asistirán los portavoces de los distintos grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid y de los grupos municipales, quienes se encuentran sumidos en plena precampaña electoral. Además del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, arropará a la dirigente madrileña.

El Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso ha decidido este año no invitar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, --quien no asistió a la última cita--. Únicamente se ha cursado invitación para la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien tiene "las competencias en relación a las comunidades autónomas", han informado a Europa Press fuentes del Gobierno regional.

Rodríguez ha declinado participar y, desde el Ejecutivo central, han confirmado que, además del nuevo delegado del Gobierno, Francisco Martín, acudirán el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, y la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Según estas mismas fuentes, la "representación del Gobierno", a nivel de protocolo, recaerá en Robles. Fue hace dos años cuando Ayuso elogió en su discurso la gestión de la ministra durante el coronavirus, llegando a señalar que esta era "una nueva Manuela Malasaña".

A las 12.30 horas, al concluir la cita en el patio del edificio, tendrá lugar en el exterior la parada cívico-militar, que se recupera tras no haberse podido celebrar el año pasado por las obras de la Puerta del Sol. Además, las autoridades colocarán una corona de laurel en homenaje a los héroes del 2 de mayo de 1808.

Una novedad que se incluye este año en las celebraciones es la instalación de dos pantallas gigantes, de 6 metros de ancho por 3,5 metros de ancho, en la fachada principal del edificio desde la tarde del lunes y hasta la noche del martes. Se ofrecerá en directo la ceremonia institucional así como las distintas actuaciones culturales y musicales programadas por el Gobierno regional.

Precisamente el espacio dedicado a los ciudadanos en la madrileña Puerta del Sol ha sido esta semana objeto de confrontación entre el Gobierno central, a través de la Delegación del Gobierno, y el Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso.

El nuevo delegado había autorizado en un primer momento una concentración de afectados por la Línea 7B de Metro en la zona, convocada coincidiendo con la llegada a Sol del atleta Fernando Caliz tras realizar una vuelta a la Comunidad desde San Fernando de Henares en solidaridad con los afectados.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, calificó la decisión de "grave irresponsabiidad" y pidió por carta a Martín que reconsiderase la decisión, al entender que se podría proponer ubicaciones alternativas para poder compaginar el derecho fundamental de manifestación con las actividades propias de las instituciones.

"Los madrileños tienen derecho a disfrutar de la Plaza del Sol ese día en su integridad y también los manifestantes tienen derecho a manifestarse pero es que Madrid es muy grande. La Comunidad tiene 30 edificios públicos para poder manifestarse frente a ellos", señaló a continuación el consejero.

Finalmente, la Delegación del Gobierno decidió trasladar la concetración a la calle Arenal, concretamente en el espacio peatonal a la altura de la iglesia de San Ginés. Se trata de una de calle que desemboca en la plaza.