Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Partidos políticos de izquierda y derecha se unen para repudiar exclusión del evento del 25N y acusan al alcalde Almeida de comportamiento autoritario

Partidos políticos de izquierda y derecha se unen para repudiar exclusión del evento del 25N y acusan al alcalde Almeida de comportamiento autoritario

El Gobierno municipal de Madrid ha provocado la unión de Más Madrid, PSOE y Vox al dejar a la oposición fuera del acto institucional por el Día Internacional por la Erradicación de la Violencia de Género, el 25N. Esta decisión ha llevado a la portavoz socialista, Reyes Maroto, a acusar al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, de actuar como un "tirano" y un "dictador".

Antes de la manifestación conjunta contra la violencia de género, con la excepción de Vox que se separó para mostrar un cartel en apoyo a todas las víctimas de la violencia, Reyes Maroto criticó la exclusión del acto institucional calificándola de "nuevo gesto de totalitarismo y de censura intolerable".

"Los partidos políticos que representamos a la mayoría de los vecinos de Madrid no podemos participar en este acto, pero no nos callarán", aseguró Maroto, quien explicó que la decisión fue justificada por el delegado del área social, José Fernández, argumentando que no se quiere politizar este tipo de eventos, la misma razón que se les dio para sacarlos de la Comisión de Patrimonio.

La concejal socialista señaló que a la oposición se les evitará participar en dos comisiones que definirán el modelo de ciudad que Madrid quiere en el futuro, como la Comisión de la Ley de Capitalidad y la del Plan General de Ordenación Urbana (Patrimonio).

Maroto advirtió a Almeida que le quitarán la "careta" para mostrar su verdadera cara, la de la "ausencia de diálogo y de consenso". "No vamos a consentir la censura. Es una manera de gobernar de un tirano, de un dictador", declaró Maroto.

La portavoz de Más Madrid y jefa de la oposición, Rita Maestre, reclamó que los "representantes legítimos del pueblo madrileño" puedan expresarse en el acto institucional del 25N y criticó la ausencia de la oposición por primera vez en la historia del Ayuntamiento.

"El alcalde de la ciudad ha censurado las intervenciones de la oposición en el acto institucional. Este es el primer año en ocho, desde que se ha realizado este acto, en el que no vamos a poder hablar. El alcalde Almeida quiere ponernos una mordaza, quiere que nos callemos, que no se oigan las voces feministas dentro del Ayuntamiento de Madrid y, si no se oyen dentro, se oirán fuera", lanzó Maestre.

La concejala de Vox, Carla Toscano, también manifestó su rechazo por no poder participar en el acto institucional. "No vamos a tener voz en el evento organizado por el Ayuntamiento de Madrid porque el alcalde Almeida ha considerado que es solo para el Partido Popular", reprochó.

"El Ayuntamiento no es solo el PP, no es solo Almeida, sino que somos todos los grupos que formamos parte del Ayuntamiento", subrayó Toscano, señalando su disgusto por no poder expresar su punto de vista sobre la violencia contra las mujeres.