Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Informe ambiental positivo para plan especial de edificio de la Paloma, que fue afectado por una explosión hace 3 años.

Informe ambiental positivo para plan especial de edificio de la Paloma, que fue afectado por una explosión hace 3 años.

MADRID, 20 Ene. - La Consejería de Medio Ambiente, Agricultura e Interior de la Comunidad de Madrid ha hecho público hace unos días el informe ambiental estratégico positivo sobre el Plan Especial aprobado por el Ayuntamiento de Madrid el pasado mes de mayo para el edificio situado en la calle Toledo número 98 que sufrió una explosión de gas hace hoy sábado tres años.

Como consecuencia de la deflagración, quedó destruida la mayor parte del edificio, que alberga la Parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real, dejando cuatro fallecidos y produciéndose numerosos daños en el interior que obligaron a dejarlo sin uso. Los técnicos del Área de Desarrollo Urbano declararon el estado de ruina física inminente de la cubierta y otros elementos que se tuvieron que demoler.

En mayo, la Junta de Gobierno aprobó inicialmente este plan especial para la ordenación de los volúmenes edificables de la parcela que resultan de la ampliación del edificio ya existente, de acuerdo a las necesidades de la dotación y para permitir su mejor funcionamiento.

Además, tras la destrucción de la mayor parte del edificio por la explosión, se debe adaptar el inmueble a las actuales exigencias y condiciones de protección contra incendios y accesibilidad.

El edificio cuenta con una edificabilidad de 1.683 metros cuadrados, por lo que, según el plan general, puede ampliar la edificabilidad hasta alcanzar un máximo del 20% por encima de la existente, estableciendo una superficie edificada total de 2.020 metros cuadrados.

Lo que se plantea en este caso, tras pasar el proyecto por las respectivas comisiones de patrimonio y obtener informes favorables, es una nueva volumetría sin incrementar el número de plantas, con una nueva configuración de la cubierta.

El edificio fue construido entre los años 1987-1990 para alojar el centro parroquial y residencia de religiosos de la Parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real. El arquitecto autor del proyecto fue Antonio Ábalos Culebras. El edificio contaba, en su estado previo a la explosión, con una planta bajo rasante, seis sobre rasante y casetón de escaleras y ascensor. Actualmente, hay instalados diversos elementos metálicos de protección en la fachada del edificio.

La Dirección General de Transición Energética y Economía Circular no aprecia que el Plan Especial para el edificio situado en la calle de Toledo número 98 pueda suponer efectos significativos sobre el medio ambiente, señala el informe al que ha tenido acceso Europa Press.

El Ayuntamiento ha aportado a la Dirección General de Transición Energética y Economía Circular una serie de estudios. El acústico considera que, desde el punto de vista de emisión de ruidos, los únicos cambios están asociados a la reordenación de la ubicación de los equipos e instalaciones de climatización en la cubierta del edificio. No cuenta con aparcamiento para vehículos, por lo que el uso no generará un incremento del tráfico rodado en su entorno.

Por tanto, los niveles sonoros generados se corresponderían con los producidos por las instalaciones a ubicar en la cubierta del edificio. Por otra parte, el tráfico rodado de la calle Toledo constituye la principal fuente de ruido en el ambiente exterior.

Al estar situado en un zona de protección acústica especial, proponer medidas correctoras como que las fachadas deberán disponer de cerramientos o que los elementos de trabajos dentro del inmueble susceptibles de producir vibraciones dispongan de apoyos elásticos antivibratorios que las absorban.

Además, el organismo regional indica al una serie de consideraciones a tener en cuenta para el desarrollo del Plan Especial, especialmente respecto a la depuración de aguas residuales y de la red de saneamiento.

Asimismo, al afectar a bienes integrantes del Catálogo Geográfico de Bienes Inmuebles del patrimonio histórico de la Comunidad de Madrid, deben incluirse en el informe técnico que las demoliciones, tareas de desescombro, limpieza y los movimientos de tierras para la ejecución de las obras "se deberán llevar a cabo bajo la supervisión de un control arqueológico" y deberán pedir autorización de trabajos arqueológicos a la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad.

Respecto a las medidas de eficiencia energética y uso de energías renovables del título VI de la Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad (OCAS), el proyecto deberá incluir un estudio específico sobre ahorro y eficiencia energética, basado en los principios de disminución de demanda energética, la descarbonización, el uso de instalaciones eficientes y el aprovechamiento de energías renovables generadas in situ.

Por otro lado, según la Dirección Geneneral, el futuro desarrollo del plan deberá considerar en la fase de proyecto actuaciones de mitigación sobre el cambio climático, en particular, para compensar la emisión de gases de efecto invernadero originada por el desarrollo urbanístico del ámbito, entre otros informes ambientales.

Precisamente, el próximo lunes se tratará en la Comisión de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad la propuesta de ese Área municipal de Gobierno para aprobar definitivamente, una vez transcurrido el trámite de información pública sin que se hayan presentado alegaciones, el Plan Especial para el edificio situado en la calle de Toledo, número 98, promovido por la Parroquia.

El proyecto de reconstrucción de los daños del edificio de la calle Toledo número 98 tiene un presupuesto de 4,4 millones de euros. En concreto, 1,07 millones irán destinados a labores de albañilería y envolvente, a revestimiento y calidad se destinarán 916.000 euros, a actuaciones estructurales 743.000 euros e instalaciones 642.000 euros.

El Arzobispado de Madrid ha contribuido con un fondo de financiación de tres millones de euros. Por su parte, la propia parroquia aportará medio millón a las obras. El proyecto contará con donaciones privadas. De momento, según la propia web del crowfounding #YoReconstruyolaPaloma, llegan algo más de 747.000 euros de los 913.000 fijados para comenzar la primera fase de reconstrucción, que es la demoliciones y estructura.

Además, los promotores están esperando a que se materialice el 25% del dinero de la obra de reconstrucción del centro parroquial aprobado en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid el pasado 28 de marzo.