Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

El uso del preservativo disminuye y las infecciones de transmisión sexual aumentan en 2023, a pesar de la disminución del VIH.

El uso del preservativo disminuye y las infecciones de transmisión sexual aumentan en 2023, a pesar de la disminución del VIH.

Los alarmantes datos sobre los casos de gonorrea y Chlamydia trachomatis han puesto en alerta a la Comunidad en el último año, revelando un aumento histórico en las infecciones de transmisión sexual. Este preocupante fenómeno se atribuye en gran medida al descenso en el uso de métodos de protección como el preservativo durante las relaciones sexuales, a pesar de que los casos de VIH/Sida se mantienen en descenso.

Según un informe de la Consejería de Sanidad, las infecciones de gonorrea y Chlamydia trachomatis han experimentado un significativo incremento en los últimos años, con una tendencia que apunta a seguir aumentando, basándose en datos recopilados hasta el tercer trimestre del año pasado.

En el caso de la gonorrea, los casos registrados hasta septiembre de 2023 se duplicaban con creces respecto a los contabilizados en 2016, mientras que las infecciones por Chlamydia trachomatis eran más del triple, según los datos recopilados por Europa Press.

Además, el brote de 'mpox' iniciado en 2022 continuó en 2023 con una menor cantidad de casos, pero con una persistencia en el tiempo. A pesar de esto, los diagnósticos de VIH han mostrado una disminución constante desde el año 2018.

Un denominador común entre los comportamientos asociados a estas infecciones de transmisión sexual es la falta de uso de métodos de protección durante las relaciones sexuales, especialmente entre los jóvenes.

De acuerdo al último informe de SIVFRENT-J, el uso del preservativo entre los jóvenes es cada vez menos habitual, a la par que la información recibida sobre ITS en los centros educativos disminuye año tras año.

La Dirección General de Salud Pública ha llevado a cabo este informe con el objetivo de elaborar una nueva estrategia de prevención y control de estas patologías para el periodo comprendido entre 2024 y 2030, analizando la situación de las ITS que forman parte del Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria (EDO).

La mayoría de los diagnósticos corresponden a hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, con edades entre 18 y 44 años, aunque se ha registrado un incremento en las tasas de infecciones en menores de edad, especialmente de 10 a 17 años, con mayor predominio en mujeres.

A pesar de que la mayoría de los casos son de origen español, se ha observado un aumento progresivo en la representación de varones procedentes de países latinoamericanos, alcanzando en algunos casos más del 40% del total.

En el caso de la gonorrea, causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, se contabilizaron 4.309 casos hasta el 30 de septiembre de 2023, lo que representa un aumento significativo respecto a los casos registrados en 2016.

En los primeros nueve meses de 2023, el número de casos estaba por encima de lo registrado en todo 2022, que cerró con 3.999 diagnósticos positivos.

Por otro lado, en el caso de la infección por Chlamydia trachomatis, que causa cervicitis en mujeres y uretritis en hombres, los casos notificados hasta el tercer trimestre de 2023 indican que se superarán las cifras del año anterior, alcanzando un récord desde 2016.

En cuanto a la sífilis, una infección de transmisión sexual causada por la bacteria Treponema pallidum, se ha observado un aumento constante en los casos a lo largo de los años, con 1.150 casos registrados en los primeros tres trimestres de 2023, superando las cifras anteriores.

El informe también destaca el brote de 'mpox' en la región, con 2.558 casos entre mayo de 2022 y septiembre de 2023, mayoritariamente en hombres. A pesar de que el brote alcanzó su punto máximo en julio de 2022, se han seguido notificando casos de forma esporádica.

En cuanto al VIH, se ha observado un descenso en el número de casos, con mínimos históricos en 2022, lo que contrasta con años anteriores en los que se superaban los mil diagnósticos anuales en residentes de la Comunidad.

En un periodo de análisis de 2013 a 2022, se registraron 9.064 nuevos diagnósticos de VIH, siendo la falta de protección en las relaciones sexuales la principal causa. A pesar de la disminución de casos, el tratamiento antirretroviral ha sido clave en la gestión de la enfermedad.

En resumen, la situación de las infecciones de transmisión sexual en la Comunidad es compleja y requiere de medidas contundentes y una mayor concienciación sobre la importancia de la prevención y el uso de métodos de protección.