Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Colombiano y su hijo detenidos por explotación laboral en Alcalá.

Colombiano y su hijo detenidos por explotación laboral en Alcalá.

Los empleados eran sometidos a condiciones intimidatorias y obligados a trabajar más de 12 horas con un sueldo muy inferior al prometido.

MADRID, 12 Mar.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre colombiano de 44 años y un hijo de 20 como presuntos autores de un delito contra los derechos de los trabajadores, también extranjeros, ha informado a Europa Press una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La investigación arrancó el pasado mes de enero cuando los agentes tuvieron constancia de un posible caso de trata de seres humanos que se estaba produciendo desde una empresa dedicada a la distribución de paquetería y logística en la localidad de Alcalá de Henares.

Continuando con las pesquisas, los agentes constataron que los empresarios, un padre y un hijo, prometían un trabajo con un salario de 1.600 euros para hacer venir a jornaleros desde Colombia. Una vez en territorio nacional, el sueldo era muy inferior al prometido y las jornadas laborales se extendían desde las cinco de la mañana hasta las 12 de la noche ante posibles incidencias y para recepcionar mercancías de madrugada.

Además, se aprovechaban del hecho de que estas personas se encontraban de manera irregular en España para amenazarles con denunciarles. Vivían en malas condiciones higiénico-sanitarios y no tenían enchufes.

El pasado 10 de enero, la Policía llevó a cabo una inspección policial y laboral en la nave implicada siendo localizadas cinco personas trabajando en situación irregular. La mayoría de los ciudadanos explotados eran colombianos, pero también había algún hondureño.

Los agentes descubrieron que dormían separados por cartones o en el interior de la caja frigorífica de un camión, en condiciones infrahumanas y sin luz y que además tenían que estar siempre disponibles para posibles incidencias o para la recepción de mercancías.

A finales del mes de enero se volvió a realizar una segunda inspección en la localidad madrileña de Alcalá de Henares donde tres trabajadores más fueron hallados en situación irregular y los dos empresarios responsables del negocio fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra los derechos de los trabajadores.