Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Aliados del Gobierno rechazan propuesta de Ayuso para limitar nombramiento de jueces por Parlamentos autonómicos

Aliados del Gobierno rechazan propuesta de Ayuso para limitar nombramiento de jueces por Parlamentos autonómicos

El PP acusa al PSOE de querer someter a la Justicia para sacar adelante la ley de amnistía y tapar el 'caso Koldo'

MADRID, 12 Mar.

El PSOE, Sumar y socios de investidura como Junts, PNV y BNG se han posicionado este martes en el Congreso de los Diputados en contra de una proposición de ley aprobada en la Comunidad de Madrid por el PP de Isabel Díaz Ayuso y Vox para que los Parlamentos regionales dejen de nombrar jueces para los Tribunales Superiores de Justicia autonómicos.

La propuesta es una iniciativa legislativa que la Asamblea de Madrid aprobó en febrero de 2023 antes de remitirla al Congreso, ya que implica modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ). El texto ya llegó la pasada legislatura a la Cámara Baja, pero no pudo debatirse por la disolución de las Cortes.

Con solo dos artículos, la reforma madrileña se centra en el proceso para nombrar magistrados de las Salas de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia. Apuesta por que esas plazas se cubran con magistrados propuestos por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), "en favor de quienes llevando diez años en la categoría y en el orden jurisdiccional civil o penal y acreditando especiales conocimientos en derecho civil, foral o especial, propio de la Comunidad Autónoma, tengan mejor puesto en el escalafón", dejando fuera del sistema de elección a los Parlamentos autonómicos para profundizar en la apariencia de independencia de la Justicia.

El PSOE ha calificado de "absurda" la propuesta y ha reprochado a la Comunidad de Madrid que no se centre en los "problemas reales" de los madrileños, como --ha enumerado-- el "deterioro" de la sanidad y la educación pública, así como la situación de las personas mayores en las residencias, donde "están recibiendo comida podrida".

Durante la toma en consideración de la norma, la diputada socialista Mercedes González ha criticado que es una "mini ley bastante chapucera" que ya ha sido debatida en varias ocasiones, a la vez que ha reclamado al PP que respete las competencias de las comunidades autónomas.

González también ha emplazado a los 'populares' a que empiecen por cumplir la Constitución renovando el CGPJ, que lleva con el mandato caducado desde finales de 2018.

De su lado, desde Sumar han sostenido que la propuesta surgida de la Asamblea madrileña quiere limitar la posibilidad de que los ciudadanos participen en asuntos públicos.

"Evoca a Antiguo Testamento, Antiguo Régimen, estamentos, elitismo, a esto huele su propuesta", ha indicado la diputada Verónica Martínez, que ha rechazado que el PP dé lecciones de independencia judicial dada su "corrupción" como partido.

La diputada de Sumar ha reprochado el "secuestro" del CGPJ por el PP y les ha acusado de "tomarle el pelo" al comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, al pedirle que medie para renovar el órgano de gobierno de los jueces.

En la misma postura que los partidos del Gobierno, Junts ha mostrado su rechazo señalando que esta iniciativa lo que pretende es cumplir una de las "grandes obsesiones" de la derecha española, que "no es otra que el control total del Poder Judicial".

Su diputado Josep Maria Cervera ha expresado que eliminar la capacidad de los Parlamentos para designar magistrados en los Tribunales Superiores de Justicia es un paso más en la "recentralización" del Estado y dejaría vía libre en la elección al CGPJ "politizado" actual.

Por parte del PNV, Mikel Legarda ha considerado que la propuesta madrileña responde peor que la vigente a la "ya limitada participación autonómica" en la formación de la composición de las Salas de lo Civil y Penal.

Legarda ha añadido que si se aprobara afectaría a todas las comunidades, no solo a la Comunidad de Madrid, razón por la cual ha lamentando que "no se haya recabado el parecer de ninguna de ellas durante su tramitación".

Y por el BNG, Néstor Rego ha indicado que la reforma implicaría eliminar la posibilidad de que formen parte de los Tribunales Superiores de Justicia juristas de reconocida competencia, quedando reducida la composición a miembros de la carrera judicial. A su juicio, esto sería una medida "regresiva" y "centralizadora".

El PP, para defender su propuesta, ha culpado al PSOE de pretender someter a la Justicia para sacar adelante la ley de amnistía al 'procés' y tapar presunta corrupción como el 'caso Koldo', relativo a supuestas comisiones irregulares por la adjudicación de contratos de mascarillas al principio de la pandemia.

"¿Qué es ese cuento de que ustedes quieren renovar? Ustedes quieren controlar el CGPJ, necesitan controlarlo", ha demandado, para pedir que el poder político intervenga cada vez menos en la designación de jueces.

La diputada 'popular' Eugenia Carballedo, además, ha cargado contra los socialistas por dar su apoyo a comisiones de investigación donde se va a "linchar" a los jueces por parte de los partidos independentistas.

Mientras que por Vox, Javier Ortega Smith ha valorado la proposición como "absolutamente necesaria y conveniente", pero a su juicio será insuficiente y poco eficaz si no va acompañada de una reforma completa del sistema judicial español.

"Porque el objetivo es loable, nada menos que alejar a los partidos políticos de las comunidades autónomas de la selección", ha asegurado, antes de mostrar sus "dudas" respecto al PP, al que ha afeado que se comporte de una forma cuando está en la oposición y cambie de parecer cuando está en el Gobierno.