El feminismo se divide en Madrid en el Día contra la violencia machista

El feminismo se divide en Madrid en el Día contra la violencia machista

Entre 2.000 y 25.000 mujeres han acudido a la marcha del Foro de Madrid y entre 7.000 y 50.000 a la de la Comisión 8M

En Madrid, este 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia sobre la Mujer, el movimiento feminista ha marchado dividido una vez más. El Gobierno también se ha dividido, con la ministra de Igualdad y compañeras socialistas acudiendo a la marcha convocada por el Foro de Madrid, mientras que la ministra de Juventud e Infancia, compañeras de Sumar, la exministra Irene Montero y su equipo han acudido a la marcha convocada por la Comisión 8M.

La marcha convocada por el Foro de Madrid contra la violencia de las mujeres y el Consejo de las Mujeres de Madrid, que lleva celebrándose desde 1997, ha reunido en el centro de la capital a las feministas de base, conocidas como 'clásicas' o 'históricas'. La marcha comenzó después de las 12:00 horas al grito de "no estamos todas, faltan las asesinadas". Según la Delegación del Gobierno, han participado alrededor de 2.000 personas, mientras que las organizadoras cifran la asistencia en 25.000 mujeres. La marcha ha recorrido la Gran Vía madrileña con una pancarta que solicita "unidad" frente al machismo, coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Además, se han coreado consignas en contra de la prostitución y la Ley Trans, que las separan de la Comisión 8M, organizadora de la otra marcha que se realizará en la ciudad esa tarde. Cabe destacar que este año no se han escuchado proclamas en contra de la exministra Irene Montero, como en ocasiones anteriores.

Aunque la intención de las organizadoras era centrarse en la lucha contra la violencia de género, que incluye medidas como la abolición de la prostitución, la prevención del acceso de menores a la pornografía y el fin de la explotación reproductiva a través de la gestación subrogada, las manifestantes también han expresado su desacuerdo con la autodeterminación de género contemplada en la Ley Trans, impulsada por Irene Montero, al corear lemas como 'Ser mujer no es un sentimiento'.

Además, han demandado medidas contra el aumento de la violencia sexual, la violencia económica y laboral hacia las mujeres, así como la necesidad de establecer sistemas de vigilancia para evitar que las niñas migrantes que llegan a España sean captadas por mafias de trata en los centros de acogida. También han pedido volver al espíritu del Pacto de Estado contra la violencia de género, solicitando una auditoría del mismo. La manifestación ha marchado bajo el lema 'Unidad Ciudadana y respuesta institucional', entonando consignas como "somos mujeres, nos queremos vivas", "basta ya de justicia patriarcal", "somos el grito de las sin voz", "cuidado, puedes tener un putero a tu lado", "Madrid será la tumba del machismo", "las mujeres no se alquilan, los bebés no se compran", y portando carteles con mensajes como "¿Dónde están los millones del Pacto de Estado?", "Las mujeres exigimos respeto" o "El feminismo es abolicionista".

Antes de que comenzara la marcha, una de las portavoces del Foro de Madrid contra la violencia hacia las mujeres, Ángeles Álvarez, recordó que el Foro lleva convocando esta manifestación desde 1997, el mismo año en que fue asesinada Ana Orantes y en el que murieron un total de 97 mujeres en España debido a la violencia machista. Álvarez destacó que en 2023 las muertes de mujeres por violencia de género siguen siendo una realidad en España. Por tanto, esta manifestación se ha convocado para hacer un llamamiento a la "unidad" de la sociedad civil y las instituciones en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

En esta marcha también estuvieron presentes la ministra de Igualdad, Ana Redondo, junto con otras ministras y compañeras de partido. Redondo hizo un llamado a la "unidad" del feminismo y advirtió que dividirse es una "carta ganadora" para Vox y la derecha. Además de Redondo, CC.OO, UGT y USO también apoyaron esta marcha.

En otro lugar de la ciudad, feministas convocadas por la Comisión 8M, según la Delegación del Gobierno alrededor de 7.000 personas y más de 50.000 según las convocantes, marcharon por las calles del centro de Madrid a partir de las 18:00 horas. Llevaban una pancarta con el lema '25N Se acabó, nuestra lucha es global' y corearon consignas como "se acabó", "la calle y la noche también son nuestras" y "Aquí estamos las feministas". Estas manifestantes destacaron la importancia de luchar contra las violencias sexuales, la violencia infantil, familiar y laboral, la trata de personas, la violencia transfóbica, lesbofóbica, racista y gordofóbica, entre otras. También se autodenominaron una "jauría organizada" que lucha "por todas y todes". Sus pancartas llevaban lemas como "no somos histéricas, somos históricas", "somos nosotras o el patriarcado", "no estamos todas, faltan las asesinadas" y "si volvemos al medievo yo voy con las brujas".

Una de las portavoces de la Comisión 8M, Inés Morales, declaró antes de la marcha que las violencias machistas no son casos aislados, sino una consecuencia del patriarcado. La organización exige la implementación de todas las medidas de prevención y atención a las víctimas de violencia sexual y de género establecidas en las leyes. Además, piden que el mensaje de "no estás sola" se convierta en realidad con la apertura de los 52 centros de crisis de atención a víctimas las 24 horas. También denunciaron la "violencia institucional" por parte de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid.

Este año, la marcha estuvo marcada por la presencia de la bandera de Palestina, recordando "la masacre de la Franja de Gaza". Se escucharon consignas como "boicot a Israel", "desde el río hasta el mar, Palestina vencerá" y "las vidas palestinas también importan". A esta marcha asistieron la ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, y la exministra de Igualdad, Irene Montero, quien fue ovacionada por algunos manifestantes durante el recorrido.

Sira Rego expresó su confianza en que el movimiento feminista se unirá una vez más, ya que "la lucha contra la violencia de las mujeres es un elemento que une a todo el movimiento feminista". Por su parte, Irene Montero reivindicó su compromiso "sin fisuras" con los derechos de todas las mujeres y su

Tags

Categoría

Igualdad