Vidal-Quadras desconoce a su agresor y busca garantías de seguridad

Vidal-Quadras desconoce a su agresor y busca garantías de seguridad

El reconocido político conservador Alejo Vidal-Quadras fue víctima de un violento ataque esta mañana en la ciudad de Madrid. Testigos presenciales del incidente han informado a Europa Press que el agredido aseguró no conocer al agresor mientras pedía con dificultad si este planeaba regresar una vez había recibido asistencia de un transeúnte que le proporcionó primeros auxilios, taponando la herida con su jersey.

Según los testigos, Vidal-Quadras pronunció estas palabras mientras era atendido: "Nos ha preguntado si iba a volver. Había alguien taponándole la herida, pero el hombre preguntaba insistentemente si iba a regresar".

Varias personas fueron testigos de la huida del agresor, quien llevaba puesto un casco negro. En un principio, se alejó de la escena caminando y luego comenzó a correr. Dos trabajadores de una empresa de reformas tuvieron la oportunidad de observar los momentos posteriores al ataque, ya que se encontraban en el número de enfrente, apoyados en su furgoneta. Según su testimonio, Vidal-Quadras permaneció de pie junto a un contenedor mientras un joven le proporcionaba primeros auxilios. El chico estaba vestido con una camiseta de manga corta que se encontraba empapada de sangre.

Los mismos trabajadores afirmaron que la policía tardó aproximadamente cuatro minutos en llegar al lugar de los hechos. Durante ese tiempo, no pudieron ver cómo el agresor se alejó del lugar a pie, inicialmente a paso rápido, con el casco negro en su cabeza, y luego comenzó a correr por la acera hasta alcanzar una motocicleta en la que huyó.

Curiosamente, ninguno de estos testigos se percató de que se había realizado un disparo de arma de fuego. Según uno de los trabajadores, solo se dieron cuenta de la situación cuando un joven gritó: "¡El del casco, el del casco, fue él!". Fue en ese momento cuando se enteraron de que el agresor portaba una pistola. Uno de los trabajadores intentó perseguirlo, pero al darse cuenta de que el individuo podría estar armado, desistió.

Los dos compañeros escucharon el disparo, aunque en ese momento no comprendieron lo que había ocurrido. Sin embargo, pudieron proporcionar una descripción general del atacante, quien según ellos era un hombre delgado y no emitió palabra alguna durante el incidente. Según el testimonio de uno de los trabajadores, el agresor se acercó, disparó y se marchó rápidamente.

En cuanto a la vestimenta de Vidal-Quadras, en el momento del ataque llevaba puesto un chándal y una gorra. En aquel momento, los testigos desconocían la identidad del ex político, quien quedó inmovilizado junto a un contenedor. Según relataron, con gran dificultad, Vidal-Quadras solo pronunció las palabras "a ver si va a volver".

Categoría

Madrid