Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Tribunal Supremo de Justicia de Madrid declara ilegal la estatua de la rana gigante de Colón del Casino Gran Madrid.

Tribunal Supremo de Justicia de Madrid declara ilegal la estatua de la rana gigante de Colón del Casino Gran Madrid.

MADRID, 12 Dic. - El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha emitido una orden para desmontar la Rana de la Suerte, una emblemática escultura de 3,5 metros de altura ubicada en el Paseo de Recoletos en Madrid desde 2014 y instalada por el Casino Gran Madrid.

Esta decisión se encuentra en una sentencia a la que tuvo acceso Europa Press, donde los magistrados han desestimado el recurso de apelación presentado por el Casino de Juego Gran Madrid contra la resolución de diciembre de 2022 que negó la ampliación de la autorización para su permanencia en este lugar.

La rana de bronce, que ocupa 15,75 metros de la acera de la vía pública, fue autorizada inicialmente para estar en este lugar desde mayo de 2014 hasta marzo de 2015 y se prorrogó anualmente hasta el 9 de junio de 2021.

La sentencia de primera instancia rechazó el recurso interpuesto contra la denegación de la prórroga de la autorización para la ocupación de la vía pública con la escultura ornamental "Rana de la Suerte" frente al Paseo de Recoletos.

Por tanto, se declaró la extinción de la autorización y se ordenó el desmontaje de la instalación y la reposición del dominio público en un plazo de quince días.

El juez argumentó que esta decisión se ajusta a la ley, ya que no existe un derecho preexistente a la ocupación permanente de la vía pública y la Administración está sujeta a la ley.

La decisión judicial se basó en los informes técnicos desfavorables de la Subdirección General de Paisaje Urbano y Arte público y del Servicio de Medio Ambiente y Escena Urbana.

El TSJM considera en la sentencia que la resolución impugnada ofrece una motivación adecuada en relación a los informes técnicos que no respaldan la prórroga de la autorización y que la parte interesada tuvo acceso al expediente administrativo.

También se menciona que en el recurso presentado en la vía administrativa previa se hicieron alegaciones para rebatir las conclusiones de los informes mencionados en la resolución impugnada.

Por último, el tribunal concluye que no se pueden atender las objeciones planteadas por la parte apelante respecto a los motivos por los cuales se decidió no conceder la prórroga de la autorización, ya que los califica como "apreciaciones subjetivas" de los técnicos de la Administración.