Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Tres policías enviarán a juicio por abatir a joven amenazante en Vallecas.

Tres policías enviarán a juicio por abatir a joven amenazante en Vallecas.

El juez de Instrucción número 1 de Madrid ha decidido enviar a juicio a tres policías nacionales por el tiroteo que resultó en la muerte de un joven de 21 años en su casa de Vallecas en noviembre de 2021. Según el auto al que ha tenido acceso Europa Press, el juez enviará a la Audiencia Provincial de Madrid toda la documentación necesaria para el juicio, incluyendo las fotografías originales.

El juicio será llevado a cabo por un jurado popular, ya que se les acusa a los agentes de homicidio por imprudencia. El fiscal solicita una condena de dos años y medio de cárcel por homicidio con la eximente incompleta de legítima defensa.

La defensa de los policías argumenta que el uso del arma reglamentaria fue en respuesta al ataque que sufrieron por parte del joven y se ajustó a "las normas y reglas establecidas".

Los hechos ocurrieron el 26 de noviembre de 2021 en una vivienda de la calle San Claudio, en el barrio de Palomeras Suroeste. La madre del joven alertó a la policía ante la amenaza de armas blancas que la familia estaba recibiendo por parte de su hijo.

Tres agentes de la Policía Nacional terminaron disparándole al joven debido al peligro al que se enfrentaban al ignorar las advertencias y al atacarles con un cuchillo.

La defensa de los agentes, representada por el letrado de Jupol Marco Antonio Navarro, solicitó durante la instrucción que se archivara y se diera sobreseimiento alegando que no hubo una conducta delictiva por parte de sus representados.

Según el informe de los hechos, los agentes realizaron "un total de 19 disparos que cesaron cuando Kevin puso una rodilla en el suelo, momento en el que uno de los agentes se acercó y le golpeó con su defensa en una pierna y un brazo, haciendo que el cuchillo saliera volando y se rompiera en el encuentro entre la hoja y el mango. Después, pusieron los grilletes sobre él".

La resolución judicial añade: "Luego le taparon las heridas con toallas, le pusieron un torniquete y llamaron a los servicios de emergencia, que llegaron rápidamente".