Sentencia reconoce libertad de expresión en la calificación de los Testigos de Jehová como "secta destructiva"

Sentencia reconoce libertad de expresión en la calificación de los Testigos de Jehová como

MADRID, 14 Dic.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Torrejón de Ardoz ha determinado en una sentencia que la libertad de expresión ampara que pueda calificarse de "secta destructiva" a la confesión religiosa Testigos Cristianos de Jehová de España y de "víctimas" a sus exintegrantes.

Según informa el diario 'El Mundo', los magistrados desestimaron la demanda presentada por la organización religiosa contra la Asociación Española de Víctimas de Testigos de Jehová.

La demanda argumentaba que la asociación recogía en sus estatutos manifestaciones atentatorias contra el honor de la confesión religiosa y sus miembros.

El tribunal determinó que no se había vulnerado el derecho al honor de la confesión religiosa, ya que los derechos a la libertad de expresión e información prevalecen sobre el derecho al honor.

Además, absolvieron a la Asociación Española de Víctimas de Testigos de Jehová de todas las acusaciones y condenaron a la organización a pagar las costas legales.

La sentencia reconoce que las expresiones utilizadas para referirse a la organización religiosa no son superficiales, ya que implican consecuencias graves basadas en las creencias de los Testigos de Jehová.

Menciona específicamente "muerte social, ostracismo, trastornos mentales, ideas o actos suicidas, discriminación, encubrimiento de posibles delitos, omisión de tratamiento médico vital o comportamiento sectario", entre otros. Sin embargo, aclara que esto no implica que sean injuriosas, aunque sí puedan ser consideradas denigrantes e insultantes por la confesión religiosa.

El juez argumenta que el objetivo de la asociación no es extinguir la confesión religiosa, sino informar sobre las consecuencias negativas que pueden surgir de unirse a esta organización.

En cuanto a la calificación de víctimas, el magistrado destaca que numerosas personas afirman haber sufrido daños como resultado de su experiencia como fieles de esta confesión religiosa. Prohibir el uso de este término en la denominación de la asociación sería una censura injustificada para aquellos que expresan libremente su opinión basada en experiencias personales.

Añade que todos los testigos propuestos por la Asociación se consideraron víctimas y se han demostrado prácticas que generan dolor y desestabilización mental, como la expulsión y todo lo que ello conlleva.

En resumen, la sentencia concluye que la libertad de aquellos que consideran haber sufrido múltiples daños merece una mayor protección que el honor de la entidad demandante. Esta asociación pública tiene el derecho de utilizar la palabra "víctima" en su denominación.

Categoría

Madrid