• viernes 02 de diciembre del 2022
728 x 90

Nicanor y María, primeros en recibir la cuarta dosis un par de años tras abrir la vacunación en Madrid

img

Los trabajadores sociosanitarios y de asistencia domicialiaria van a poder soliciar cita en el Zendal desde el 3 de octubre

MADRID, 26 Sep.

Nicanor y María, los dos habitantes Residencia pública de Mayores de Vallecas, correspondiente a la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS), fueron este lunes los primeros madrileños en recibir la cuarta dosis de la vacuna para el Covid-19 y lo hicieron un par de años tras haber estrenado la vacunación contra el SARs-CoV-2 en la zona hace ahora un par de años.

La Comunidad de Madrid ha iniciado este lunes la administración de la segunda dosis de refuerzo contra el Covid-19 con la inoculación del suero en mucho más de 700 viviendas de personas mayores y centros de personas con discapacidad, en conjunto 160.000, on line con las sugerencias acordadas en el Sistema Nacional de Salud, priorizando la protección de los mucho más atacables.

Nicanor, un extremeño de 74 años, y María, de 88 años, fueron los primeros madrileños en recibir la vacuna para el Covid-19 en el último mes del año de 2020 y han repetido este lunes con la segunda dosis de refuerzo. Ambos clientes de este centro residencial han acudido a su cita con la inyección con un llamamiento a vacunacarse "por el confort de todo el planeta", en expresiones de Nicanor. "Que la multitud se consciente por el hecho de que es lo único que nos está librando", ha subrayado.

María, que pasó el Covid-19 asintomática si bien le quedaron unos bultos en la cabeza que se muestran y desaparecen, ha asegurado estas encantada con esta novedosa dosis y no tener ninguna duda en el momento de ponérsela. "Es la cuarta que me ponen", explicó la mujer, que indicó que las tres precedentes no le hicieron reacción ni nada y estuvo "bien en todo momento". Tan bien, ha bromeado, que se va a ir a tomar el piscolabis tras la vacunación.

El asesor de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, y la consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, han visitado la vivienda con ocasión del comienzo de la administración de la cuarta dosis en toda España para mayores de 80 años y individuos de centros residenciales.

En la situacion de la Comunidad, la zona incorporará con 1,7 millones de dosis de recuerdo de las novedosas vacunas de ARNm bivalentes, que desarrollan mayor protección en frente de las novedosas variaciones de la cepa Ómicron.

La campaña, bajo la coordinación de la Dirección General de Salud Pública, se hará con los equipos de Enfermería de las Unidades de Apoyo a Residentes de Atención Primaria (UARs), con la colaboración de Summa 112, tal como del personal de los centros de la Agencia Madrileña de Atención Social y de las viviendas concertadas o privadas.

"Les agradecemos esa dosis de compromiso", les dijo Ruiz Escudero, que ha recordado que la zona tiene mucho más del 93% de la población con pauta completa, lo que permitió, con mucho más de 14 millones de dosis administradas, tener ese "control clínico y asistencial" de la pandemia de los últimos meses.

La compaña comienza con los clientes de residencias de jubilados y discapacitados, con mucho más de 70.000 personas habitantes, atendiendo a los criterios de puerta de inseguridad. Asimismo, se vacunará a los mucho más de 90.000 trabajadores sociosanitarios y de las Unidades de Atención Domiciliaria (UAD).

Además de poder llevarlo a cabo en exactamente el mismo centro de trabajo, el plantel sociosanitarios asimismo va a poder llevarlo a cabo desde el próximo 3 de octubre en el Hospital público Enfermera Isabel Zendal, anterior petición de cita anterior en la página web de la Comunidad.

El desarrollo de inmunización seguirá en la Comunidad de Madrid desde el 17 de octubre con la administración conjunta de la vacuna de la gripe y la segunda de refuerzo del COVID-19 a personas mayores de 60 años y menores esta edad con causantes de peligro, entre ellas, embarazadas o enfermos crónicos.

El propósito de esta segunda dosis de refuerzo es reducir la gravedad de la patología y la mortalidad. Según la evidencia a nivel científico, con el pasar de los años se genera una pérdida de la eficiencia de las vacunas, en especial en la gente mayores y también inmunodeprimidas.

La mayoría de las situaciones notificados en la zona son ocasionados por la variación Ómicron, que muestra una mayor aptitud de transmisión y de escape a las inmunizaciones monovalentes en relación a las cepas anteriores.

La Comunidad de Madrid tiene mucho más de 53.000 plazas autorizadas de atención experta en las cerca de 500 viviendas de mayores repartidas por toda la zona, lo que la transforma en la segunda red social autónoma con mayor oferta residencial para personas mayores en situación de dependencia.

Con ocasión de la pandemia se pusieron en marcha protocolos de actuación en ocasiones de crisis y se han cambiado otros que existían, como los de comunicación con familiares, visitas o higiene.

La consejera ha subrayado que las medidas adoptadas y la vacunación "han tolerado sostener la seguridad de los habitantes y de los trabajadores de los centros al paso que se cumplía con el derecho y el deseo de los familiares y amigos de conocer a sus conocidos cercanos".

Más información

Nicanor y María, primeros en recibir la cuarta dosis un par de años tras abrir la vacunación en Madrid

Noticias de hoy más vistas