Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Mayor Matute exhorta a mantener la calma ante el brote de gripe y asegura que la afluencia en las urgencias no perjudica la programación habitual.

Mayor Matute exhorta a mantener la calma ante el brote de gripe y asegura que la afluencia en las urgencias no perjudica la programación habitual.

La consejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fátima Matute, ha tranquilizado a la población ante el aumento de casos de gripe en la región, asegurando que la situación es similar a la de años previos a la pandemia. Según Matute, se espera que el pico máximo se alcance la próxima semana, después de las festividades de Reyes.

"En la Comunidad de Madrid no estamos preocupados, ya que hasta ahora, a pesar del inevitable aumento de visitas a urgencias que ocurre cada año, hemos sido capaces de manejar las hospitalizaciones y no hemos tenido que suspender ninguna actividad programada", ha destacado la consejera de Salud.

Matute ha explicado que esta temporada se ha adelantado el pico de la gripe, alcanzando 230 casos por cada 100.000 habitantes esta semana, en comparación con la temporada pasada, cuando el máximo se registró en enero-febrero. No obstante, la consejera ha hecho hincapié en que "esta cifra es similar a la de años previos a la pandemia e incluso un poco inferior".

"En la Comunidad de Madrid estamos ocupados y no hay motivo de preocupación, ya que la incidencia es similar a la de antes de la pandemia. Esperamos que el pico de la incidencia de estos virus respiratorios, siendo la gripe el más común, ocurra la semana que viene después de las festividades de Reyes. Estamos monitoreando constantemente la situación aquí en la Comunidad de Madrid", ha explicado Matute.

La consejera ha señalado que otras comunidades autónomas tienen cifras de incidencia superiores a 520 casos por cada 100.000 habitantes y ha instado a mantener medidas de protección, como el uso de mascarillas en caso de síntomas respiratorios y el lavado de manos.

Además, Matute ha recordado que la región ha activado su Plan de Invierno desde noviembre, con un aumento en el número de profesionales para hacer frente al incremento de las urgencias y un monitoreo diario de la situación.

En caso de que las urgencias se saturaran con el pico de la gripe después de las festividades de Reyes, la Comunidad de Madrid está preparada y en coordinación con todos los niveles asistenciales para hacer frente a esta situación. De ser necesario, se reprogramarían cirugías no urgentes, algo que aún no ha sucedido.

Finalmente, la consejera ha destacado que su relación con la ministra de Sanidad, Mónica García, es "buena". "Compartimos las preocupaciones y las posibles soluciones que ella puede ofrecer desde su posición para mejorar la sanidad. Sin embargo, en este caso de la gripe, no hemos tenido comunicación con ella", ha indicado.