Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Matute respeta la manifestación, pero critica el enfoque.

Matute respeta la manifestación, pero critica el enfoque.

La consejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fátima Matute, ha expresado su respeto hacia la convocatoria de una manifestación a favor de la Sanidad Pública que se llevará a cabo este domingo en las calles del centro de Madrid. Sin embargo, ha señalado que los organizadores están desviando la atención de manera equivocada.

Matute explicó que los manifestantes reclaman la falta de profesionales sanitarios, algo evidente, pero que esta cuestión no es responsabilidad de la Comunidad de Madrid. Indicó que quizás sería más apropiado exigir al Ministerio de Sanidad de Mónica García un plan de Recursos Humanos para todo el Sistema Nacional de Salud (SNS) y un aumento en la inversión.

La protesta ha sido convocada por el grupo ciudadano 'Vecinos y Vecinas de Barrios y Pueblos de Madrid', que durante la pasada legislatura destacó por su defensa de la Sanidad Pública mediante movilizaciones y protestas continuas. Cuatro columnas partirán a las 12 del mediodía desde diferentes puntos de la capital para encontrarse en Cibeles.

Uno de los puntos principales de la marcha será la infrafinanciación, ya que Madrid es la Comunidad que destina menos dinero a la Sanidad Pública por habitante, con 1.468,38 euros por persona. Otros reclamos incluyen la escasez de profesionales sanitarios en todos los niveles de atención y la supuesta apuesta por la privatización por parte del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Matute señaló que el gobierno ha implementado medidas claras y contundentes, tanto monetarias como no monetarias, para atraer y retener talento. Sin embargo, destacó que no es posible crear médicos y que el problema va más allá de la Comunidad de Madrid, afectando al conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS). Sugirió que los convocantes deberían exigir al Ministerio un plan real de Recursos Humanos y más presupuesto para abordar este problema.

La consejera reiteró su apoyo a la libertad de expresión y al derecho de manifestarse, pero considera que los manifestantes están desviando el enfoque de la cuestión central.