Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Martín insta a Almeida a regularizar pisos turísticos ilegales y actuar contra pisos okupados.

Martín insta a Almeida a regularizar pisos turísticos ilegales y actuar contra pisos okupados.

En una conferencia de prensa celebrada en Madrid el día de hoy, el delegado del Gobierno en la región, Francisco Martín, instó al alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, a regularizar los 25.000 pisos turísticos ilegales que operan en la capital, catalogándolos como una "brecha de seguridad" que debe ser abordada con urgencia.

Señaló que esta solicitud no solo la ha hecho él, sino también diversas entidades empresariales, sociales y vecinales, quienes coinciden en la importancia de regularizar estos alojamientos para que la Policía pueda tener información detallada sobre los huéspedes, tal como se hace en hoteles y hostales.

En la misma conferencia, el alcalde abordó también la problemática de la okupación en la ciudad, que actualmente afecta a más de mil viviendas en Madrid. Calificó esta situación como un "drama urbano" tanto para los propietarios de los inmuebles como para los vecinos, debido a los problemas que genera.

Se discutió la necesidad de establecer un marco normativo que agilice los procesos de desocupación, aunque se reconoció la complejidad de llegar a un desalojo debido a los procedimientos jurídicos existentes. Todos en la reunión fueron conscientes de la urgencia de abordar este problema, que es compartido tanto por la Policía como por ambas administraciones.

Francisco Martín respondió a las críticas sobre la okupación señalando que el principal problema en la región no son las ocupaciones ilegales, sino los 25.000 pisos de uso turístico que operan sin regulación. Tan solo 200 de estos alojamientos se encuentran regulados, lo que representa un desafío considerable en términos de seguridad y control.

El delegado del Gobierno destacó que el verdadero problema en Madrid es el acceso a la vivienda, por lo que instó a la Comunidad y al Ayuntamiento a cumplir con la Ley de Vivienda, especialmente en lo que respecta a la identificación de zonas con alta demanda y a no eludir responsabilidades, con el objetivo de facilitar el acceso a la vivienda a aquellos que más lo necesitan.