Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

"Manifestación conservadora demanda la tranquilidad en la educación pública de Madrid"

Una nueva 'marea verde' se ha formado en la capital este sábado, con cientos de personas manifestándose en la Plaza de Neptuno para exigir el fin del conflicto en la educación pública. Los manifestantes reclamaron un acuerdo sectorial docente, así como la reducción del horario lectivo y de las ratios en las aulas.

La manifestación fue convocada por los Sindicatos de la Mesa Sectorial de Educación, incluyendo CC.OO, ANPE, CSIF y UGT. El recorrido llevó a los manifestantes desde el Paseo del Prado hasta la Puerta del Sol, en protesta por lo que consideran la irresponsabilidad del consejero de Educación, Ciencia y Universidades de la Comunidad de Madrid, Emilio Viciana.

Cerca de 300 personas, según fuentes policiales citadas por Europa Press, se unieron a la marcha para continuar presionando por sus demandas. Los sindicatos educativos criticaron la falta de propuestas concretas y el hecho de que la reunión convocada por Viciana para la próxima semana coincida con el último día de curso.

Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. Madrid, destacó que la educación pública se encuentra en conflicto y advertía que seguirán manifestándose hasta lograr respuestas a sus demandas, como la reducción del horario lectivo y la ampliación de contrataciones para la diversidad.

Por su parte, el presidente de ANPE Madrid, Andrés Cebrián, expresó su escepticismo ante la posibilidad de recibir respuestas satisfactorias a sus demandas, señalando que las tensiones entre el consejero de Educación y la consejera de Economía, Hacienda y Empleo dificultan la situación.

Miguel Ángel González, presidente de CSIF Educación Madrid, instó al Ministerio de Educación a abordar el conflicto y coordinar esfuerzos entre las comunidades autónomas. Así, se convocó una concentración para el día 20 de junio con el fin de presionar por soluciones a nivel nacional.

La manifestación contó con la presencia de legisladores como Manuela Bergerot y María Pastor, quienes criticaron la gestión del consejero Viciana y exigieron revertir los recortes presupuestarios en educación. Viciana, por su parte, anunció un pacto global para mejorar la educación, subrayando que esta medida debe ser progresiva y razonable.

El consejero ha mantenido una postura de cordialidad con los sindicatos a pesar de las críticas lanzadas en su contra, afirmando que cuando haya avances en las negociaciones, serán informados de inmediato. Viciana se muestra cauto al respecto y no adelanta detalles sobre posibles propuestas concretas en este momento.