• jueves 2 de febrero del 2023
728 x 90

Madrid rebajará de diez.000 a 6.000 los patinetes eléctricos en sus calles y solo los ofertarán tres compañías

img

3.600 van a estar situados dentro de la M-30 y 2.400 en el resto del concejo

MADRID, 3 Oct.

El Ayuntamiento de Madrid publicará eeste mes de octubre las novedosas autorizaciones de patinetes eléctricos sin base fija en la ciudad más importante, con una rebaja de diez.000 a 6.000 entidades en sus calles y solo tres compañías van a poder ofertar el servicio.

Será el área de Medio Ambiente y Movilidad, capitaneada por Borja Carabante, quien publique esta semana el decreto donde se contemplan las bases y condiciones sobre las que se asienta la novedosa convocatoria de las autorizaciones demaniales y temporales para el arrendamiento.

La primordial novedad es la reducción en un 40% del número máximo de patinetes que tienen la posibilidad de desplegarse por la localidad, pasando de los diez.000 establecidos en las autorizaciones actuales a los 6.000.

Así, 3.600 se situarán dentro de la M-30 (distritos de Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán y Chamberí), lo que equivale a un ratio de 35 patinetes por cada diez.000 pobladores, y 2.400 en el exterior, que se traduce en diez patinetes por cada diez.000 vecinos.

El límite viene preciso por media aptitud de plazas en las reservas municipales de estacionamiento para bicicletas eléctricas en la fecha de la convocatoria, de conformidad con lo sosprechado en el producto 85 de la Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS).

Asociada a esta restricción, se limita a tres los operadores que tienen la posibilidad de sugerir este sistema. El Área cree que una fragmentación excesiva de las compañías piensa un freno para la implantación eficaz de los patinetes compartidos, así como se demostró en la localidad. Para saber este método se tuvo presente la experiencia de 17 ciudades y el modelo de hoy se semeja al de París y Londres.

El 19 de febrero de 2019 se concedieron las primeras autorizaciones de patinetes estableciéndose un límite máximo de diez.000 patinetes autorizables. Las concesiones se dieron a 18 compañías con permiso municipal para desplegar 8.610 automóviles por el ayuntamiento.

En esta época hay seis compañías de patinetes andando en Madrid con 4.821 automóviles desplegados. La restricción de los autorizables y su distribución en el espacio público municipal responde a causas de interés general, como lo es asegurar la seguridad vial y la protección de los individuos de estos automóviles y del resto de ciudadanos.

Se busca también resguardar el ambiente urbano estableciendo un despliegue del servicio ordenado y equilibrado territorialmente, eludiendo de esta manera "una extensión indiscriminada de patinetes eléctricos que suponga un inconveniente de convivencia y un empleo abusivo del espacio público".

Uno de los primordiales inconvenientes del sistema de hoy de alquiler de patinetes es el estacionamiento indebido en sitios no habilitados. El nuevo modelo de autorizaciones deja ingresar novedades. Una de ellas es que la compañía va a deber tener los desarrollos tecnológicos en sus apps para obligar a estacionar a los clientes del servicio únicamente en las ubicaciones habilitadas para esto en el distrito Centro.

En el resto de la región, van a poder aparcar fuera de las citadas reservas siempre y cuando no permanezca una plaza para motos, ciclomotores, bicicletas y VMP a menos de 50 metros del punto de estacionamiento.

Además, no se dejará en ningún caso comenzar o terminar el camino en calles de prioridad peatonal ni en las aceras ni en espacios peatonales anexos a los parques históricos como El Retiro.

Para la concesión de las autorizaciones se dará elevada puntuación a las compañías que impidan con sus tecnologías los parking incorrectos, la circulación por aceras, un plan de acción para anunciar la normativa a los individuos, que brinden clases de circulación segura a sus clientes del servicio y el empleo de automóviles no contaminantes para la logística del servicio.

Se introdució la exigencia de que los operadores tienen la obligación de sacar los patinetes de zonas en las que contravengan la OMS o donde generen afecciones peatonales en un período máximo de 48 horas. Este tiempo se reducirá a 24 h si los automóviles están mal aparcados o muestran algún inconveniente de cuidado. Si no los retiran, la compañía va a poder ser sancionada.

De cara a métodos sancionadores o exigencia de reparación de daños contra el patrimonio por la parte del Ayuntamiento, las compañías van a deber integrar un registro de estacionamiento a través de sus apps a fin de que los clientes logren integrar fotografías, la localización precisa del patinete al dejar el servicio, tal es así que resulte posible contrastar que el estacionamiento se ha producido de conformidad con la OMS.

El decreto donde se aprueban las condiciones para el otorgamiento de las autorizaciones municipales gratis concedidas al amparo del producto 193 de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, que regula la utilización del espacio público, va a ver la luz esta semana.

La concesión ordena al titular del servicio a la contratación del patinete de forma recóndita o telemática. Se prohíbe la transmisión a terceros, el traspaso o la cesión de exactamente la misma, tal como la propaganda en los automóviles. Si se sobrepasa el número máximo de patinetes predeterminado se va a poder rescindir la autorización.

Los automóviles deberán ser nuevos y tener luces, timbre y elementos reflectantes homologados de conformidad con la normativa vigente. Cada patinete va a contar con un sistema que deje la geolocalización y su identificación para lograr complementarse en una interfaz multimodal, valorándose con la máxima puntuación la integración en Madrid Mobility 360.

El calendario para las novedosas autorizaciones de patinetes es el próximo. El decreto se publica esta semana y las compañías tienen 30 días para enseñar las peticiones. En noviembre se adjudicarán las concesiones a tres compañías. Tras la comunicación a los operadores, van a tener tres meses naturales a contar desde el día después de la notificación para desplegar el 50% de la flota autorizada.

En caso de no haberlo efectuado, el resto de automóviles deberán estar ubicados en calle en el período máximo de un par de meses desde el principio del primer despliegue. En el instante de la distribución frecuente, se agruparán un máximo de 4 patinetes por punto y no se van a poder detectar en ámbitos de paradas de transporte público colectivo o de taxi, reservas para personas con movilidad achicada o sobre las tapas de registro o de servicio.

Estas autorizaciones tienen un período de duración de tres años con probables prórrogas por plazos de seis meses en atención a la evolución de la demanda. Los apasionados van a deber enseñar sus peticiones en el período de 30 días naturales a contar desde la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

Más información

Madrid rebajará de diez.000 a 6.000 los patinetes eléctricos en sus calles y solo los ofertarán tres compañías