Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Madrid es un ejemplo de cumplimiento medioambiental al rebajar niveles de contaminación en Plaza Elíptica y cumplir directiva de calidad del aire por segundo año.

Madrid es un ejemplo de cumplimiento medioambiental al rebajar niveles de contaminación en Plaza Elíptica y cumplir directiva de calidad del aire por segundo año.

La ciudad de Madrid ha logrado cumplir por segundo año consecutivo con los estándares de calidad del aire establecidos por la Unión Europea, reduciendo los niveles de contaminación en Plaza Elíptica, uno de los puntos más problemáticos de la capital, en un 32% desde 2018 y un 11% respecto a 2022.

"Queridos madrileños, comenzamos el año 2024 con una excelente noticia que debemos celebrar: Madrid tiene otro aire. Más limpio, más saludable, para todos, en cada rincón de nuestra ciudad. Hoy Madrid es un ejemplo para Europa", afirmó el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante un vídeo dirigido a los medios de comunicación. Martínez-Almeida también destacó la importancia de seguir mejorando en esta materia.

En la última década, Madrid ha superado los límites establecidos para el dióxido de nitrógeno (NO2) en múltiples ocasiones. Sin embargo, en el año 2023 se han logrado los mejores registros de calidad del aire de la serie histórica, reduciendo los niveles de dióxido de nitrógeno a mínimos históricos y demostrando así el éxito de las políticas municipales contra la contaminación.

La estación de Plaza Elíptica, que históricamente había rebasado los niveles permitidos, ha logrado cumplir con la normativa europea por primera vez en 2022 y este año ha registrado una reducción adicional hasta situarse en 36 ug/m3. Otras estaciones como Escuelas Aguirre y Plaza de España también han experimentado una mejora significativa en sus niveles de NO2.

Uno de los datos más destacados es que por segundo año consecutivo no se ha activado el Protocolo de actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno, lo cual es una muestra clara del progreso realizado por la ciudad en este ámbito. Además, Madrid ha logrado cumplir por cuarto año consecutivo con el Valor Límite Horario (VLH) de NO2 establecido por la normativa europea.

En resumen, Madrid ha demostrado una notable mejora en la calidad del aire, cumpliendo con los estándares europeos y reduciendo significativamente los niveles de contaminación en puntos clave como Plaza Elíptica. Esta tendencia positiva es resultado de las políticas y estrategias implementadas por el gobierno municipal para abordar este problema ambiental.