Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Los precios en la Comunidad de Madrid aumentan un 3,6% en mayo.

Los precios en la Comunidad de Madrid aumentan un 3,6% en mayo.

En la región de Madrid, el Índice de Precios de Consumo (IPC) ha aumentado en mayo, alcanzando una subida del 3,6% en comparación con el mismo mes del año anterior, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) este jueves.

Este incremento en los precios marca el tercer mes consecutivo de subidas en la región. En términos mensuales, la inflación en Madrid experimentó un aumento del 0,2%, mientras que en lo que va del año la subida alcanza el 2,1%.

En Madrid, los precios se han disparado especialmente en restaurantes y hoteles, con un aumento del 6,1% respecto al año anterior; alimentos y bebidas no alcohólicas, con un incremento del 4,7%; bebidas alcohólicas y tabaco, que subieron un 4,4%; y vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con un aumento del 3,8%.

Por otro lado, los sectores con incrementos más moderados fueron comunicaciones, con un 0,1%; vestido y calzado, con un 0,3%; muebles, artículos del hogar y mantenimiento del hogar, con un 0,5%; y sanidad, con un 1,4%.

A nivel nacional, el IPC aumentó un 0,3% en mayo en comparación con el mes anterior, elevando su tasa interanual hasta el 3,6%, el nivel más alto desde abril de 2023. Este incremento se atribuye al encarecimiento de la electricidad y a la menor reducción de los precios de los carburantes en comparación con el año anterior.

El Ministerio de Economía ha destacado que el incremento del 4,4% en los alimentos es uno de los más bajos desde noviembre de 2021, lo que representa una reducción de más de 12 puntos en comparación con el año anterior.

El Ministerio ha atribuido el repunte de la inflación en mayo al efecto base en electricidad y carburantes, asegurando que la economía española sigue siendo capaz de mantener un crecimiento económico moderado y de apoyar a los más vulnerables.

Con este incremento del IPC en el mes de mayo, la inflación acumula tres meses consecutivos de ascensos, alcanzando su nivel más alto desde abril de 2023, cuando superó el 4%.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó una décima en mayo, situándose en el 3%, seis décimas por debajo del IPC general. Este aumento se debe principalmente al incremento de los precios de los servicios relacionados con el turismo.

En términos mensuales, el IPC experimentó un aumento del 0,3%, siendo la menor alza desde enero. Los precios del vestido y calzado, servicios de alojamiento y restauración, y vivienda fueron los principales responsables de este incremento, mientras que el grupo de transportes redujo su tasa mensual en un 0,6% debido al abaratamiento de los carburantes.

Por último, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en mayo registró una tasa interanual del 3,8%, cuatro décimas más que en abril. En términos mensuales, la variación fue del 0,2%.