• miércoles 8 de febrero del 2023
728 x 90

Los patinetes eléctricos no dejarán circular por la acera ni aparcar en zonas no habilitadas desde mayo

img


El Ayuntamiento disminuye el número de patinetes autorizables de diez.000 a 6.000 para "racionalizar la utilización de la vía pública"

MADRID, 25 Ene.

Los nuevos patinetes eléctricos de Madrid integrarán sistemas para eludir la circulación por la acera o su estacionamiento indebido en zonas no habilitadas y empezarán a circular desde mayo, con un nuevo límite fijado en los 6.000, que quiere "racionalizar la utilización de la vía pública".

Así lo ha anunciado el encargado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en frente de uno de los recientes estacionamientos para bicicletas y patinetes de la calle de Alcalá.

Las creaciones tecnológicas impuestas en las autorizaciones para el arrendamiento de los recientes patinetes dejarán subsanar los primordiales inconvenientes que hoy en día desarrollan en Madrid: estacionamientos incorrectos en zonas peatonales y la circulación por zonas no toleradas.

Carabante ha señalado que los nuevos patinetes eléctricos representan la apuesta del Gobierno municipal por establecer un modelo de micromovilidad compartida "mucho más ordenado, seguro y también que viene dentro" en las distintas interfaces de movilidad.

Más ordenado por el hecho de que "se restringe la región de estacionamiento de los patinetes", mucho más seguro pues se tienen dentro "nuevos elementos como las luces reflectantes y la imposibilidad de circular por vías peatonales", y mucho más que viene dentro por el hecho de que "siempre" los automóviles van a estar en la app Madrid Mobility 360, explicó el concejal encargado.

Las creaciones que integran estas compañías en los patinetes hacen que los automóviles se paren al circular por zonas peatonales, por medio de tecnología GPS, y prohíben aparcarlos en zonas no habilitadas para esto en el distrito Centro, a través de un pitido y una multa.

En el resto de la región, se va a poder aparcar fuera de las reservas siempre y cuando no permanezca una plaza para motos, ciclomotores, bicicletas y VMP a menos de 50 metros del punto de estacionamiento.

Así, todas las compañías adjudicatarias se han puesto en compromiso a la retirada de automóviles aparcados incorrectamente en el período de 1 hora desde su detección, tal como a integrar un registro de estacionamiento a través de aplicaciones en las que los clientes integren una foto y localización del patinete al abandonarlo.

Otro de los compromisos de las compañías es impartir tutoriales prácticos de circulación segura en patinete durante la duración de la autorización y arrancar un Plan de Acción para anunciar a los clientes la normativa y los criterios básicos de circulación segura en patinete eléctrico.

Los nuevos automóviles tienen etiqueta Cero de la DGT y tienen luces, timbre y elementos reflectantes homologados de conformidad con la normativa vigente. Además, cada patinete tiene un sistema que deja su identificación para lograr complementarse en una interfaz multimodal, incluida Madrid Mobility 360.

Por el instante, seis compañías distintas proponen sus patinetes eléctricos en Madrid. A partir de mayo van a ser solo tres --Lime, Dott y Tier--, puesto que el Ayuntamiento cree que "una fragmentación excesiva de las compañías" piensa "un freno" para la implantación eficaz de los patinetes, acercándose de esta manera al modelo de ciudades como París y Londres.

Además, la novedosa normativa desde mayo contempla una reducción del número de patinetes en un 40%, pasando de diez.000 a 6.000, con el propósito de "beneficiar la integración de todos y cada uno de los métodos de transporte" y "racionalizar la utilización de la vía pública".

En este sentido, son 4.821 automóviles los que en la actualidad están desplegados, con lo que la restricción en las autorizaciones no va a suponer una reducción en el número de patinetes operativos.

No obstante, el Ayuntamiento ha recalcado que está abierto a aumentar el número de autorizaciones dependiendo de la demanda y "la utilización real de los patinetes", que va a ser evaluado cada 4 meses por medio de un cuadro de mando de las compañías al que va a tener ingreso el Ayuntamiento.

Carabante explicó que la restricción de los autorizables responde a "causas de interés general", como "asegurar la seguridad vial" y "la protección de los individuos de estos automóviles y del resto de ciudadanos", en especial de los menores de edad, los mayores, personas con variedad servible y movilidad achicada.

A partir del 2 de mayo, las compañías van a tener cinco días hábiles para desplegar cuando menos el 50% de sus patinetes, con lo que el día 9 de mayo va a deber haber por lo menos 3.000 patinetes desplegados en la localidad.

En cuanto a las infracciones por estacionamientos incorrectos, los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) han denunciado a 138.750 Vehículos de Movilidad Personal (VMP) a lo largo de 2022, 11.273 menos que en 2021, lo que piensa un descenso del 8%.

De estas demandas, 94.927 sanciones (68,4%) están dirigidas a patinetes compartidos; 28.245 (20,4%), a motos "sharing" y 15.578 (11,2%), a bicicletas. Estas cantidades dejan una media de 380 sanciones cotidianas (11.563 por mes).

Los distritos mucho más sancionados son Recoletos (9.872 demandas totales), seguido de los distritos de Palacio (7.286) y Embajadores (7.063).

El Ayuntamiento ha señalado que la reducción de multas "prueba una optimización en los hábitos de los individuos" en el momento de aparcar estos automóviles en la localidad "merced al aumento en un 30,6% el número de horquillas para estacionamiento de bicicletas y patinetes desde 2018", pasando de 9.402 a 12.272 a cierre del año pasado.

Más información

Los patinetes eléctricos no dejarán circular por la acera ni aparcar en zonas no habilitadas desde mayo