• miércoles 8 de febrero del 2023
728 x 90

Los médicos y pediatras de Atención Primaria encaran la cuarta semana de huelga con novedosas manifestaciones en la calle

img


Sindicatos, asociaciones y interfaces estudian prolongar la huelga a todos y cada uno de los expertos de AP

MADRID, 12 Dic.

Los médicos y pediatras de Atención Primaria (AP) encaran esta cuarta semana de huelga para prácticamente 5.000 expertos con novedosas manifestaciones en la calle y con las negociaciones con la Consejería de Sanidad en punto fallecido, sin contacto a la visión tras la última asamblea, hace diez días.

Las manifestaciones convocadas por el comité de huelga, representado por el sindicato médico Amyts, tienen el acompañamiento los sindicatos SUMMAT (Asamblea de Trabajadores del Summa 112), MATS (Movimiento Asambleario de trabajadores de la Sanidad) y CSIF, al lado de la Asociación de Facultativos Especialistas (AFEM) y la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), y con el acompañamiento de la Plataforma SAR (Servicio de Atención Rural) y la Plataforma de Centros de Salud de Madrid.

Estos sindicatos, organizaciones y asociaciones están realizando tres jornadas de paros --días 11, 12 y 13 de diciembre-- por la reorganización de la urgencia extrahospitalaria en la Comunidad de Madrid y han llamado a respaldar todas y cada una de las acciones en defensa de la Atención Primaria que proponga el comité de huelga. Además, estudian prolongar la convocatoria de huelga indefinida a todo el plantel de este primer nivel asistencial.

En preciso, este martes sumarán fuerzas y se ha convocado a los expertos sanitarios a una concentración desde las diez horas en frente de la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), en la calle Sagasta, contra el plan de emergencias extrahospitalarias y a las 12 horas, una concentración de cinco minutos en frente de los 430 centros de salud de la zona en defensa de la Atención Primaria.

Además, el miércoles, día 14, se ha convocado una manifestación que va a arrancar a las 11 horas desde la calle Sagasta para llegar a la puerta del Sol, donde está la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, tras pasar por la sede de la Consejería de Sanidad en la calle Aduana.

Igualmente, el domingo, día 18, va a haber asimismo una concentración en frente de la Consejería de Hacienda, situada en la plaza de Chamberí, desde las 11 horas para reclamar al asesor del ramo, Javier Fernández-Lasquetty, un aumento de la inversión en este primer nivel asistencial.

La profesión médica se reunió este sábado en el Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) para emprender la situación de la huelga que arrancó el pasado 21 de noviembre, con enorme asistencia de agremiados, y pactar los próximos pasos a ofrecer, con el respaldo a proseguir con los paros en exactamente el mismo formato, esto es, todos y cada uno de los días.

Además, el sábado próximo, día 17, está sosprechada una Asamblea de Trabajadores de Atención Primaria en el Centro Pastoral San Carlos Borromeo, en el número 2 de la calle Peironcely, convocada por la Plataforma de Centros de Salud de Madrid, para investigar la situación y ofrecer acciones a llegar a cabo.

Ese mismo sábado, la Marea Blanca volverá a salir a la calle en el centro de la ciudad más importante el sábado próximo, día 17, con su 96 edición para denunciar "la barbaridad" del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso con el modelo de emergencias extrahospitalarias y reclamar la vuelta al modelo previo con 37 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y equipos terminados en todos ellos.

En preciso, la concentración convocada por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP)-Marea Blanca va a tener sitio a las 12 horas del día 17 desde la Cuesta de Mayono hasta la Plaza de Cibeles, han informado los organizadores en un aviso.

Una queja que llega bajo el lema 'Sin Sanidad Pública, no hay derecho a la Salud' en "unos instantes críticos que afectan sensiblemente a la salud de toda la población" y tras prácticamente tres años del cierre de los SUAPs que funcionaban antes de la pandemia.

"Tenemos en cuenta inviable un modelo que nos deja sin solamente médicos y poniendo responsabilidades que no corresponden a enfermeras, a los que se aúnan los celadores", han correcto los convocantes, que remarcan: "Urgencias cerradas, muertes aseguradas".

PUNTO MUERTO EN LA NEGOCIACIÓN

Este lunes se cumplen 22 días de paros, 14 días sin contar fines de semana y festivos, en un contexto de congelación de las relaciones entre la Consejería de Sanidad y el comité de huelga, sin fecha de asamblea sosprechada tras el último contacto, el pasado 2 de diciembre.

Esta última asamblea, la cuarta para negociar un viable acuerdo, concluyó sin avance, puesto que los trabajadores damnificados rechazaron las proposiciones "como no había ninguna novedad" por la parte del Ejecutivo autonómico, al que acusaron de "inmovilismo".

Así, más allá de que se avanzó en lo que se refiere a las agendas de los expertos, las posiciones prosiguen distanciadas en medidas para retener a sanitarios y alumnos MIR en la Comunidad.

La última iniciativa de la Consejería contempla 34 pacientes por médico y 24 por médico, si bien el comité de huelga prosigue cuestionando "qué va a pasar con el tolerante 35" y de qué manera darán salida a un exceso de demanda que hay en la Comunidad si no hay voluntariedad", con supones de una intención privatizadora por la parte de la Comunidad.

El escollo todavía es de qué forma llevar a cabo atrayente que los médicos y pediatras deseen ejercer en la Comunidad de Madrid. El Gobierno regional ahora anticipó que iba a recompensar aquellas plazas de bien difícil cobertura en turno de tarde que no se hayan podido contemplar en los últimos tres meses y que establecerá un programa concreto de fidelización de habitantes en Medicina de Familia y Pediatría de Atención Primaria, por ser especialidades deficitarias, y se les va a ofrecer en el momento en que acaben su capacitación un contrato de tres años.

No obstante, desde el comité de huelga piensan que hablamos de medidas deficientes y también insisten en la necesidad de unas mejores condiciones laborales y de una "lógica" remuneración. Este mismo viernes, el vicepresidente la Comunidad, Enrique Ossorio, insistió en que el Gobierno madrileño sostiene la "mano tendida" para "progresar el servicio sanitario", si bien calificó de "inasumibles" las subidas lineales para los expertos.

Así, si bien las dos partes sostienen la intención de acordar en la última semana no se ha producido ningún movimiento por la parte de ninguna de ellas para deshelar las relaciones, más allá de que el hecho de múltiples festivos ha condicionado asimismo los contactos.

En cualquier situación, las negociaciones se vieron perjudicadas asimismo por la filtración de un audio en el que se apunta a una "huelga de celo" de los médicos y la intención de llevar los paros hasta abril, un mes antes de las selecciones autonómicas, pasando a un día de huelga por semana.

El asesor de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, señaló que hablamos de un mensaje "bastante explícito" de la estrategia del sindicato convocante en el que se charla "de cuestiones que están fuera de lo que fueron el fundamento del enfrentamiento". "No responde a cuestiones sanitarias sino más bien a llevarlo a abril, huelga de celo, hechos que nos semejan de semejante gravedad que pensamos que el sindicato Amyts debería desconvocar la huelga y ofrecer una explicación a los madrileños", defendió.

Desde el sindicato Amyts, por su lado, se demanda una exclusiva asamblea a la Consejería, la quinta en el desarrollo de negociación, pero se ha demandado que el Gobierno se presente con "proposiciones novedosas y reales" que dejen un convenio y no con "el batiburrillo" de medidas que no son novedosas o son incumplimientos. Desde la Comunidad de Madrid, por su lado, no está sosprechado ningún contacto por ahora.

Más información

Los médicos y pediatras de Atención Primaria encaran la cuarta semana de huelga con novedosas manifestaciones en la calle