• lunes 26 de septiembre del 2022
728 x 90

Los costes en la Comunidad se disparan un 8,3% en el mes de mayo en tasa interanual por el transporte y la vivienda

img

La inflación subyacente en la zona cae 0,9 puntos, hasta el 0,7%

MADRID, diez Jun.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en la Comunidad de Madrid subió un 0,8% en el mes de mayo con relación por mes previo y se disparó un 8,3% en términos interanuales por el transporte y la vivienda, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE)

Los costes en la zona amontonan un ascenso del 3,8% en los cinco primeros meses del año, principalmente por el transporte ( 9,1%), los alimentos y las bebidas no alcohólicas ( 7,5%) y los hoteles, cafés y sitios de comidas ( 4,1%).

En comparación por mes respecto a abril, los primordiales incrementos se asentaron en transporte ( 2,8%) y en vestido y zapato ( 2,7%); al tiempo que los únicos descensos se generaron en la vivienda (-0,5%), el ocio y la civilización (-0,4%) y las comunicaciones (-0,1%).

Por su parte, en términos interanuales en el mes de mayo, el transporte lidera el desarrollo ( 14,3%), seguido de las vivienda ( 13,9%), los alimentos y las bebidas no alcohólicas ( 11,3%) y los hoteles, cafés y sitios de comidas ( 7%); al paso que en el lado contrario de la lista están las comunicaciones (-0,1%), único conjunto que registra un descenso con en comparación con mismo mes de 2021.

Por otro lado, la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni modelos energéticos) en la zona cayó en el mes de mayo 0,9 puntos, hasta el 0,7%, tras registrar en el mes de abril el 1,6%. La inflación subyacente en todo el país aumentó medio punto en el quinto mes del año, hasta el 4,9%.

La tasa de forma anual del IPC incrementa en el mes de mayo en relación a abril en todas y cada una de las comunidades autónomas, salvo en Navarra y Aragón, donde desciende 2 y una décima, respectivamente. Por su parte, los mayores aumentos se generan en Región de Murcia ( 9,2%) y Extremadura ( 9,4%), con subidas de 1,0 y 0,7 puntos, respectivamente.

A nivel nacional, el IPC subió un 0,8% en el mes de mayo con relación al mes previo y también incrementó su tasa interanual 4 décimas, hasta el 8,7%, por el encarecimiento de las gasolinas, de la restauración y de los alimentos.

Estos últimos marcaron su mayor aumento desde enero de 1994, con una subida interanual del 11%, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, que afirman los avanzados a fines del mes pasado.

De este modo, la inflación reanuda en este mes de mayo los ascensos una vez que en el mes de abril se moderara 1,5 puntos de cuajo, hasta situarse en el 8,3%. El apunte de mayo está 1,1 puntos bajo el pico de marzo, en el momento en que el IPC llegó a lograr el 9,8%, su tasa mucho más alta en prácticamente 37 años.

Según el INE, la escalada del IPC interanual hasta el 8,7% en el mes de mayo hay que, eminentemente, a las subidas de los costos de los carburantes y de la restauración, mayores en el mes de mayo del actual año que en igual mes de 2021, y al encarecimiento de los alimentos, entre aquéllos que resaltan pan y cereales, queso y huevos y la carne. En sentido opuesto, bajaron los costos de las legumbres y hortalizas.

En preciso, el alza de los costes de los carburantes llevó a la tasa interanual del conjunto de transporte hasta el 14,9%, mucho más de 2 puntos sobre la registrada en el mes de abril, al tiempo que los costos de la restauración provocaron que el conjunto de hoteles, cafés y sitios de comidas elevase su tasa interanual en el mes de mayo hasta el 6,3%, cinco décimas mucho más que en el mes de abril. En la situacion de los alimentos, la tasa interanual escaló nueve décimas, hasta el 11%, la mucho más alta en 26 años.

Por contra, en el mes de mayo redujeron los costes de los packs turísticos y de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción.

Sin tomar en consideración la rebaja del impuesto particular sobre la electricidad y las variantes sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en el mes de mayo el 9,6%, nueve décimas sobre la tasa general del 8,7%. Así lo refleja el IPC a impuestos permanentes que el INE asimismo publica en el contexto de esta estadística.

En el último año, la calefacción, el iluminado y la distribución de agua se han encarecido un 32,1%; los aceites y grasas han alto sus costos un 44,7%; los huevos son un 25,3% mucho más costosos; y el transporte personal cuesta un 15,3% mucho más por el mayor coste de los carburantes. Además, varios alimentos registran subidas de 2 dígitos en sus costos, como la leche ( 16,5%) y cereales ( 16,3%).

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni modelos energéticos) aumentó en el mes de mayo medio punto, hasta el 4,9%, su valor mucho más prominente desde octubre de 1995.

En tasa por mes, el IPC registró en el mes de mayo un alza del 0,8% en relación a abril, su mayor repunte en un mes de mayo desde el año 2018.

Más información

Los costes en la Comunidad se disparan un 8,3% en el mes de mayo en tasa interanual por el transporte y la vivienda