Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Los altos niveles de emisiones, principal motivo de reprobación en ITV de Madrid en 2023.

Los altos niveles de emisiones, principal motivo de reprobación en ITV de Madrid en 2023.

En las ITV madrileñas, se inspeccionaron un total de 2.385.079 vehículos durante el año 2023, de los cuales 211.927 fueron rechazados por presentar defectos graves en emisiones contaminantes, representando el 8,9% del total. Estos datos fueron proporcionados por el Archivo de Vehículos de la Comunidad de Madrid.

Entre los motivos más comunes para no pasar la inspección se encuentran los problemas relacionados con el alumbrado y la señalización, que representan un 8,2% de los defectos detectados.

Además, otro motivo frecuente de rechazo son los problemas en ejes, ruedas, neumáticos y suspensión, alcanzando un 6,1%. Esto resalta la importancia de mantener los vehículos en óptimas condiciones para mejorar la calidad del aire y la seguridad vial.

La Policía Municipal de Madrid destaca la importancia de las inspecciones técnicas de vehículos en su revista más reciente, destacando cómo contribuyen a mejorar la seguridad vial y proteger la salud pública al evitar la circulación de vehículos con emisiones perjudiciales.

Un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid destaca que gracias a estas inspecciones, a nivel nacional se salvan 575 vidas al año por exposición a partículas contaminantes de vehículos. Si todos los vehículos obligados a pasar la ITV lo hicieran, podrían evitarse adicionalmente 207 muertes por exposición a partículas en un solo año.

Por lo tanto, la Asociación de Entidades para la Inspección Técnica de Vehículos de la Comunidad de Madrid (AEMA-ITV) enfatiza la importancia de realizar las inspecciones técnicas en tiempo y forma para contribuir a mejorar la calidad del aire.

Para mejorar los controles de emisiones, el Ayuntamiento de Madrid ha suministrado a los Agentes de Movilidad tres estaciones móviles duales que miden las emisiones contaminantes de vehículos a diésel, gasolina y GLP en las calles de la ciudad, utilizando opacímetros para realizar estos controles.

Si las emisiones exceden los límites permitidos, se generará un documento automático que obliga al vehículo a pasar la ITV en el plazo de un mes. De no hacerlo, podría enfrentar sanciones. Desde julio de 2021, se han examinado 9.944 vehículos, con un 10% mostrando emisiones superiores a las permitidas.

Esta nueva tecnología, combinada con el trabajo humano, ayuda a detectar gases que contaminan el aire y a avanzar hacia una ciudad más limpia y sostenible, beneficiando la salud de las personas al reducir enfermedades cardiacas y respiratorias.