Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Lobato lidera el PSOE-M durante dos años: reconstrucción tras el 4M y búsqueda del perfil madrileño

Lobato lidera el PSOE-M durante dos años: reconstrucción tras el 4M y búsqueda del perfil madrileño

El secretario general del PSOE-M, Juan Lobato, celebra esta semana dos años al frente del partido en Madrid. Durante este tiempo, ha trabajado en reconstruir la formación después de una debacle electoral y ha buscado establecer un perfil propio tanto para él como para la federación.

En 2021, Lobato, un exalcalde poco conocido de Soto del Real, venció al regidor de Fuenlabrada, Javier Ayala, en la carrera hacia la Secretaría General del PSOE madrileño. Con solo cinco meses como diputado autonómico, Lobato dejó en claro su apuesta por renovar desde adentro para escuchar las demandas de Madrid.

En dos años, el PSOE pasó de ganar las elecciones con Ángel Gabilondo y 37 diputados en 2019, sin embargo, no fue suficiente para formar una mayoría de izquierdas, a caer al tercer puesto en 2021 y perder el liderazgo de la oposición en favor de Más Madrid. Estos resultados provocaron la salida tanto del candidato como del entonces secretario general, José Manuel Franco.

Lobato asumió el liderazgo del partido y también la Portavocía en la Asamblea. Durante su tiempo al frente, ha trabajado en remediar lo que él mismo describió como "el peor momento del PSOE en su historia".

El secretario general del PSOE-M reconoce que el partido no ha sido capaz de adaptarse a la velocidad y la flexibilidad que caracteriza a Madrid en las últimas dos décadas. Lobato ha intentado adaptarse a esa velocidad y además abordar cuestiones de futuro.

El periodo de Lobato al frente del PSOE-M comenzó en un momento complicado. Los socialistas madrileños aún lidiaban con el impacto de perder el liderazgo de la oposición por primera vez en su historia y tenían que hacer frente a la pandemia, lo cual presentaba una doble dificultad.

En ese momento, la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, confrontaba directamente con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dejando a los socialistas madrileños en un segundo plano. Además, su rival por la izquierda, Más Madrid, tenía una presencia fuerte en un contexto marcado por la Sanidad y la candidata médica Mónica García.

En ese contexto, Lobato optó por tender la mano a Ayuso y apoyar en lo posible a la presidenta en temas relacionados con el Covid, buscando cierto consenso en decisiones trascendentales. En menos de un año, envió más de 20 cartas con propuestas, críticas y ofertas de negociación.

El objetivo del secretario general era presentar medidas positivas para los madrileños y enfatizar que existía una alternativa al dominio del PP de las últimas tres décadas. Además, Lobato se ha propuesto recuperar la educación, el respeto y las formas en política.

A pesar de no obtener los resultados esperados en las elecciones autonómicas de mayo de este año, Lobato destacó que el PSOE fue el partido que más subió en votos y porcentaje. El secretario general ha jugado un papel importante en la campaña electoral y ha buscado ganar exposición a través de distintos mecanismos, como su papel como senador por designación autonómica y su participación en programas de actualidad.

Lobato encara el resto de su mandato con la mirada puesta en 2027, con el objetivo de recuperar la hegemonía en la izquierda y que el PSOE vuelva a la Puerta del Sol. Su objetivo es presentar un proyecto alternativo serio que contribuya a la regeneración democrática en Madrid.