• jueves 2 de febrero del 2023
728 x 90

Las últimas rebajas fiscales en el IRPF del Gobierno de Ayuso producirán un ahorro de 530 millones a los madrileños

img

MADRID, 2 Ene.

Los impositores madrileños van a poder favorecerse este año de las últimas rebajas sobre el tramo autonómico del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que ha aprobado la Comunidad de Madrid y que se calcula que produzcan un ahorro fiscal de 530 millones de euros.

Así, en la próxima declaración de la renta van a poder aplicarse la deflactación del IRPF, que perjudica a todos y cada uno de los tramos y al mínimo personal y familiar, tal como la bajada de medio punto en todos y cada uno de los tramos de la escala autonómica de este impuesto, que entró en vigor en el mes de enero de 2022, han recordado desde el Gobierno regional en un aviso.

El Ejecutivo madrileño hizo hincapié en que "la deflactación tiene como propósito eludir que los madrileños tributen mucho más por el aumento de sus sueldos, lo que puede motivar que brinquen de tramo en el IRPF".

El porcentaje sobre el que hizo es del 4,1%, que se corresponde con el aumento correcto en la Encuesta Trimestral de Coste Laboral del segundo período de tres meses de 2022, que realiza el Instituto Nacional de Estadística.

Las rentas mucho más bajas van a ser las que mucho más se favorezcan de la medida, con una disminución de la cuota del 6,3% para un sueldo salvaje de 20.000 euros. En la situacion de la gente que ingresen 32.600 euros cada un año, va a ser del 2,7%, situándose en el 1,5% en la situacion de 90.000. En total, la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo cree un ahorro de prácticamente 200 millones para los 3,5 millones de impositores de la zona.

El Ejecutivo autonómico asimismo ha aprobado la ampliación de las deducciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre hermanos, tal como tíos y sobrinos, transformándose de esta manera en la zona que mucho más subvenciona este tributo.

Así, se ha aumentado al 25% el porcentaje de bonificación en los familiares por consanguinidad de segundo y tercer nivel, que tenían hasta la actualidad, respectivamente, un 15% y un diez%.

Con este incremento, un individuo que herede, por servirnos de un ejemplo, 200.000 euros de un hermano o tío fallecido, va a poder ahorrarse hasta 12.000 euros sobre la cuota tributaria. Se calcula que producirá un ahorro fiscal de 48,3 millones de euros y van a poder acogerse a ella cerca de 11.500 impositores.

Además de estas rebajas ahora en vigor, sigue la tramitación parlamentaria de siete novedosas medidas previstas en la Estrategia 2022-2026 de Protección a la Maternidad y Paternidad y de Fomento de la Natalidad y Conciliación, que van a suponer un ahorro de prácticamente 35 millones. Este Proyecto de Ley ahora superó el enfrentamiento de enmiendas a la integridad en la Asamblea regional, y está pendiente de que se discutan las parciales en Comisión.

También se registró en el Parlamento madrileño otra batería de deducciones fiscales por el precaución de ascendentes mayores de 65 años o con discapacidad, para los costos relacionados con el alquiler de una vivienda arrendada, o para la deducción del cien% de los intereses de préstamos pedidos para cursar estudios superiores como un nivel, máster o doctorado, por ejemplo.

Más información

Las últimas rebajas fiscales en el IRPF del Gobierno de Ayuso producirán un ahorro de 530 millones a los madrileños