• jueves 2 de febrero del 2023
728 x 90

La zona tiene 13.000 colmenas y genera 220 toneladas cada un año de miel

img

MADRID, 4 Sep.

El campo apícola madrileño, que está en medio de una temporada de recolección de miel, cuenta en la actualidad con 13.682 colmenas repartidas en 114 ayuntamientos, dando como resultado una producción de forma anual de 220 toneladas de este producto con carácter propio.

España sostiene una producción permanente de entre 32.000 y 34.000 toneladas al paso que las importaciones de mieles de países que no forman parte a la Unión Europea a España han incrementado desde las 8.000 hasta las 17.000. De estas, China pasó de 3.300 a 15.000 toneladas, con datos de 2020 de organización apícolas.

Aunque la producción madrileña es menor equiparada a otras zonas españoles, su miel es de muy alta definición. Por ello, la Asociación de Apicultores de la Comunidad (APISCAM) organiza un certamen de mieles que tiene como finalidad "admitir la tarea y el ahínco que efectúan nuestros apicultores y anunciar y impulsar la calidad de nuestras mieles".

En el certamen van a poder formar parte todos esos apicultores que dispongan de Registro de Explotación Ganadera Apícola en la Comunidad de Madrid. Las mieles que concursen han de ser mieles de la última temporada apícola y tienen que seguir de colmenares ubicados en la zona. Se establecen tres categorías; miel clara (C), miel ámbar (A) y miel obscura (O). El período de distribución de muestras es hasta el jueves día 15 de septiembre 2022.

Por su parte, Ejecutivo autonómico dedica asimismo presupuesto a contribuir a las colmenas madrileñas. Fueron 85.000 euros en 2021 y espera dar este año hasta 385.000 en ayudas para ayudar a acrecentar la biodiversidad y la polinización de los campos y adoptar métodos ecológicos en la práctica de la apicultura.

Este agosto, la Comunidad de Madrid ha recibido 51 peticiones para asistir al ámbito apícola, de las que tres fueron a parar a asociaciones, 4 a compañías y 43 de apicultores. Y la partida completa de ayudas, los 385.000, se aguardan repartir en el último período de tres meses del año entre los solicitantes que cumplan los requisitos, según datos proporcionados a Europa Press por la Consejería de Medio Ambiente y Agricultura.

Las ayudas van dirigidas prosperar la rentabilidad de las explotaciones apícolas, sostener un conveniente estado sanitario de las colmenas, hacer más simple el establecimiento y transporte a los apicultores trashumantes y prosperar la competitividad y la comercialización en nuevos canales comerciales.

También se destinan a la información y asistencia técnica a los apicultores y a sus organizaciones, la pelea contra las agresiones y patologías de la colmena, particularmente contra la varroosis --entre las patologías que mucho más daños causa a la apicultura--, racionalización de la trashumancia, investigación en laboratorios de análisis de artículos apícolas para contribuir a los apicultores a comercializar y a valorizar sus modelos, acompañamiento a la repoblación de la cabaña apícola o optimización de la calidad de los artículos para impulsarlos en el mercado.

Ahora empieza el período de revisión de las peticiones y, más tarde, se darán las subvenciones a quienes las hayan pedido y cumplan los requisitos, entre otros muchos que estén haciendo la actividad desde el año 2021, el menos, o que estén anotadas en el Registro de Explotaciones Apícolas de la Comunidad de Madrid, incluyendo las explotaciones agrarias de titularidad compartida.

Un mismo apicultor solo va a poder ser beneficiario de asistencia por una misma actuación de manera única para todas sus colmenas, bien a título individual o como miembro de una cooperativa u organización representativa. Tampoco los colmenares dejados ni las colmenas fallecidas van a dar derecho al cobro de ayudas por su titular.

Más información

La zona tiene 13.000 colmenas y genera 220 toneladas cada un año de miel