La Puerta de Alcalá presenta su renovada apariencia tras un extenso periodo de obras y una inversión de 3,1 millones.

La Puerta de Alcalá presenta su renovada apariencia tras un extenso periodo de obras y una inversión de 3,1 millones.

MADRID, 20 Dic.

Después de once meses de obras y una inversión de 3,1 millones de euros, la Puerta de Alcalá ha sido restaurada y luce su nueva cara con un esplendor renovado. El monumento histórico ha sido objeto de una compleja intervención que ha implicado a 150 profesionales.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, visitó el monumento y destacó la extraordinaria complejidad técnica de los trabajos realizados para resolver las graves patologías y el desgaste de los materiales. Además, subrayó la importancia de la restauración para garantizar la preservación del monumento en los próximos años.

La intervención en la Puerta de Alcalá, un icónico patrimonio de la ciudad de Madrid y del Paisaje de la Luz, ha sido una prioridad para el área de Cultura, Turismo y Deporte. El proyecto ha sido promovido y desarrollado por la Dirección General de Patrimonio Cultural, ante la necesidad inminente de llevar a cabo trabajos de consolidación estructural, eliminación de humedades, sustitución de la cubierta de plomo y tratamiento de la piedra en todas las fachadas.

La fase preliminar del proyecto incluyó estudios exhaustivos para comprender la historia del monumento, evaluar su estado de conservación y determinar las patologías presentes. También se estableció la metodología de trabajo más adecuada, aplicando los criterios y tecnología más avanzados.

Se creó un equipo interdisciplinar de expertos en tratamiento de materiales pétreos, que ha trabajado durante 16 meses para estabilizar los riesgos de deterioro y consensuar las metodologías de intervención basadas en recomendaciones nacionales e internacionales para la conservación del patrimonio cultural.

Para obtener asesoramiento técnico especializado, se colaboró con el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), dependiente del Ministerio de Cultura.

Desde su construcción en la época de Carlos III, la Puerta de Alcalá ha sido objeto de varias intervenciones para garantizar su conservación y disfrute público. La restauración más reciente tuvo lugar en 1992, seguida de trabajos de mantenimiento. El proyecto actual de restauración se comenzó a diseñar en 2022.

Los estudios previos incluyeron técnicas como escaneado y modelado 3D, así como ensayos de tratamiento de muestras en laboratorio para obtener información precisa sobre la composición de los materiales. También se realizaron análisis petrológicos del estado de la piedra y del plomo de la cubierta.

Las principales tareas de restauración incluyeron la consolidación estructural de los grupos escultóricos, el saneamiento de anclajes metálicos y grapas, el cosido de elementos sueltos, eliminación de morteros añadidos anteriormente, el sellado de juntas y la solución de problemas de humedad con una nueva cubierta de plomo ventilada. También se realizó un tratamiento integral de todas las fachadas.

Todas las actuaciones fueron verificadas por ensayos de laboratorio y se sometieron a cálculos estructurales para asegurar su durabilidad y resistencia. También se llevó a cabo un control arqueológico y un registro documental para ampliar el conocimiento del monumento.

La finalización de los trabajos incluye un programa de conservación preventiva y un plan de revisiones periódicas, que ahora son posibles gracias a la instalación de una línea de vida para acceder a la cubierta del monumento de manera segura. Además, se ha puesto en marcha un proyecto experimental para ahuyentar a las palomas y proteger el monumento de los factores biológicos de deterioro.

A lo largo de todo el proceso, se ha prestado especial atención a la comunicación y difusión de las actuaciones, permitiendo que la ciudadanía participe y conozca de cerca los estudios y la restauración a través del programa 'Abierto por Restauración'.

Categoría

Madrid