• lunes 26 de septiembre del 2022
728 x 90

La premeditación del delito de Denisa desecha que la acusada sea inimputable por su trastorno de personalidad

img

Se le abrió un expediente en la prisión por vender pastillas y hachís a otras internas, según forenses

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS

Los médicos forenses que examinaron a Rocío M. han preciso en el juicio que el delito de Denisa Dragan, la joven que murió apuñalada en el mes de noviembre de 2018 en Alcorcón, se planeó y no respondió a un acto impulsivo de la agresora al existir una "reflexión crítica" anterior, lo que descartaría que influyera el trastorno límite de personalidad que sufre la acusada.

La Sala que enjuicia el homicidio con Rocío y Mario T. en el banquillo de los acusados ha escuchado esta mañana la pericial de los forenses que exploraron a la joven. El examen forense se practicó tanto en el juzgado de Alcalá de Henares como en la clínica forense de Salamanca al cumplir Rocío prisión provisional en el centro carcelario de Topas (Salamanca) - .

A la agresora se la detuvo un día siguiente de presuntamente apuñalar en el abdomen a Denisa en la puerta del local que utilizaba como morada en Alcorcón. En la salón de espera del hospital, confesó a la Policía ser la autora del embate.

La joven fue internada en la prisión de Topas gracias a los varios expedientes disciplinarios en otros penitenciarios por su conflictividad hacia gobernantes y otras internas. También tuvo capítulos de autolesiones para administrar la tensión sensible. En una ocasión se la expedientó por vender pastillas y hachís a otras funcionarias, según forenses.

Su defensa expuso en los reportes anteriores a la visión que su clienta no era responsable de los hechos pero solicitó, de manera subsidiaria, si es sentenciada que se contemple una atenuante por adicción a las drogas y una eximente por perturbación mental.

A la acusada se le diagnóstico un trastorno límite de personalidad del tipo conjunto B, y un patrón abusivo de consumo de substancias tóxicas (cannabis, cocaína y alcohol). A este conjunto con perturbación en el accionar se le asignan aspectos antisociales, histriónicos y narcisistas.

Los expertos han expuesto que este género de trastorno puede ser controlado más allá de que lo puede agudizar el consumo de drogas. "Esta nosología no anula las habilidades volitivas y cognitivas --estimar y comprender-- ni el saber de la regla. Pero si se consume, se genera una nosología dual al sumar cuadros", dijo entre las forenses.

Otra perito explicó que en los hechos juzgados se aprecia que hubo una premeditación para realizar los proyectos del delito al haber un traslado en turismo a la escena de los hechos y una espera anterior en el sitio.

"No es un acto impulsivo, que es la característica de estos trastornos. Se desecha que esté relacionado con sus antecedentes sicológicos", ha señalado.

Otro especialista en psiquiatría ha señalado que este trastorno piensa un descontrol en las conmuevas y en el modo perfecto de administrar inconvenientes, recordando que la muchacha padeció múltiples abortos de Mario antes al delito.

El directivo médico de Alcalá Meco explicó que Rocío ingresó primero en el más destacable módulo de la prisión pero por su mal accionar se la trasladó a otro de internos mucho más problemáticos. "No es un individuo que no se de cuenta de lo que hace", ha añadido.

Ayer, agentes del Grupo VI de Homicidios desvelaron que Rocío M. confesó en una salón de espera de un hospital ser la autora del delito en el momento en que padecía una crisis de ansiedad. "Me azuzó unos perros de raza arriesgado y me defendí", manifestó a los policías.

No obstante, múltiples policías han descartado que los perros atacaran a Rocío al estar encerrados en el salón. De hecho, no los agentes escucharon a los canes a lo largo de la inspección ocular.

Más información

La premeditación del delito de Denisa desecha que la acusada sea inimputable por su trastorno de personalidad