Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La pareja de Ayuso lleva ante el TSJM querella contra fiscales de Madrid por revelación de secretos.

La pareja de Ayuso lleva ante el TSJM querella contra fiscales de Madrid por revelación de secretos.

El compañero de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, Alberto González Amador, ha comparecido hoy ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid para ratificar la querella presentada contra la fiscal jefe de Madrid, Pilar Rodríguez, y el fiscal Julián Salto por la supuesta revelación de secretos por parte de funcionarios, tras la publicación de una nota aclaratoria sobre su caso de presunto fraude fiscal.

Según han informado fuentes legales a Europa Press, González Amador se presentó ante el tribunal después de que el juez de la Sala Civil y Penal que lleva el caso le citara para este miércoles a las 13.30 horas, ya que tenía un compromiso laboral el viernes, fecha para la que fue inicialmente citado.

González Amador se presentó en la calle General Castaños, en Madrid, donde se encuentra el tribunal, luego de haber comparecido el lunes pasado en los juzgados de Plaza de Castilla, donde estaba citado para declarar como investigado por presuntos delitos fiscales y falsificación de documentos.

A pesar de evitar a los periodistas en su visita a los juzgados, hoy ha entrado y salido ante los medios por la puerta principal.

Esta citación representa una de las primeras diligencias en el caso para ratificar las respectivas querellas. La presunta revelación de secretos está relacionada con una nota aclaratoria emitida por la Fiscalía de Madrid sobre un intercambio de correos entre el abogado de González Amador y el fiscal en relación con la investigación por fraude fiscal.

El juez ordenó validar los artículos de prensa presentados por las partes querellantes para verificar su autenticidad y solicitó a los medios que certifiquen la realidad y autenticidad de dicha publicación.

También pidió información sobre las personas que intervinieron en la decisión de publicar el comunicado de prensa, así como la relación de comunicaciones entre el Ministerio Fiscal y el abogado de González Amador antes y después de la difusión del comunicado.

La Sala señaló que la admisión de la querella no implica una imputación anticipada ni una calificación definitiva de los hechos, sino que se debe investigar la veracidad de los hechos presentados en la querella.

El Ministerio Público argumentó que la querella carece de relevancia penal, pero la Sala consideró que los hechos descritos no son atípicos y requieren una investigación más profunda.

Los jueces discrepan con la Fiscalía en cuanto a si procede la inadmisión de la querella, ya que consideran que la revelación de secretos abarca más aspectos que los planteados por el Ministerio Público.

La Sala concluyó que es necesario investigar si se vulneró el deber de confidencialidad y reserva inherente a las actuaciones penales, lo que requiere una investigación más exhaustiva que solo puede llevarse a cabo a través de la instrucción del caso.