Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La obligatoriedad de la mascarilla se levanta en centros de salud y hospitales de la Comunidad a partir de este miércoles.

La obligatoriedad de la mascarilla se levanta en centros de salud y hospitales de la Comunidad a partir de este miércoles.

La Comunidad de Madrid ha tomado la decisión de dejar de hacer obligatorio el uso de mascarillas en centros de salud y hospitales a partir de este miércoles. Esta medida se debe a los descensos registrados en la región en la incidencia de virus respiratorios.

El Ministerio de Sanidad había establecido anteriormente la obligatoriedad de las mascarillas en centros sanitarios a nivel nacional, pero con la posibilidad de fijar su uso como una recomendación en aquellas comunidades que presentaran una disminución en las dos últimas semanas de infecciones respiratorias agudas. Cumpliendo con estos requisitos, la orden que elimina esta obligatoriedad se publicará en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) este miércoles, convirtiendo el uso de la mascarilla en una recomendación.

Los últimos datos muestran un descenso en la incidencia de la gripe en la región, situándose en 81,3 casos por cada 100.000 habitantes esta semana, comparado con los 159 de la semana anterior y los 177 de la semana previa. A pesar de esto, la Comunidad de Madrid ha defendido desde el principio el uso de mascarillas como recomendación para aquellos que presenten síntomas de infección respiratoria o sean vulnerables, como los mayores e inmunodeprimidos.

A pesar de la orden del Ministerio, la consejera de Sanidad de la Comunidad, Fátima Matute, ha expresado en repetidas ocasiones que no existe un estado de emergencia o alerta para la salud pública que justifique esta medida, a la que ha calificado como improvisada. Además, ha argumentado que el uso de las mascarillas no ha tenido ningún impacto en el descenso de la incidencia de virus respiratorios, ya que la tendencia a la baja ya se estaba observando antes de que fuera obligatorio su uso.

Matute también ha enfatizado que la situación de la epidemia de gripe en la Comunidad de Madrid ha sido incluso menor que en otros años, sin un aumento en la tasa de mortalidad o ingresos. En consecuencia, la Comunidad sigue educando a la población en la responsabilidad individual y busca evitar alarmar a la población innecesariamente.