• martes 06 de diciembre del 2022
728 x 90

La madre de Denisa lamenta que la asesina de su hija vaya a estar "en unos añitos en la calle"

img

MADRID, 29 Sep.

Daniela Dragan, la madre de la joven asesinada el 25 de noviembre de 2018 en un local de Alcorcón, está intensamente desilusionada y en estado de shock tras el veredicto del jurado habitual que resolvió ayer sobre el delito de su hija.

La joven de 17 años murió de una puñalada en el abdomen a las puertas del local donde vivía con su novio. Meses antes, recibió amenazas de muerte por la parte de la acusada por los celos que tenía gracias a la relación que sostuvo Denisa con la entonces pareja de Rocío.

Un Jurado Popular declaró ayer a Rocío Martínez culpable de un delito de asesinato y amenazas continuadas con las mitigantes de confesión, dilaciones incorrectas y trastorno suave psicológico. En cambio, exculpó al otro acusado, expareja de la asesina y de la víctima.

"Desde el día que engañaron en su declaración, estoy en estado de shock. En unos añitos Rocío va a estar en la calle", ha manifestado la madre en un mensaje de audio publicado por 'Telemadrid', recogido por Europa Press, reconociendo que no posee fuerzas para salir en los medios. Sostiene que si Mario no hubiese llevado a su novia a la vivienda de su hija, no la hubiese matado.

El en este momento absuelto reconoció en su declaración que llevó a la joven a casa de la víctima tras una fuerte discusión por celos y donde ella se puso beligerante dando golpes al turismo. Tras llevarla al local donde estaba la víctima, la aguardó en el turismo bajo la convicción de que iba solo a reparar las cosas.

Tras confesarle Rocío que la había pinchado en la tripa, se refugiaron en la casa de la tía de Mario a fin de que les aconsejará sin comprender que moriría horas después. Al día después, el padre de Rocío entregó a su hija a la Policía en Ventas de Retamosa (Toledo).

La sentencia condenatoria se va a conocer el próximo diez de octubre y se dictase sobre los hechos que el jurado habitual haya dado por acreditados. La fiscal solicitó una condena de 15 años de prisión por el homicidio y 18 meses por las amenazas.

El letrado Marcos García Montes avanzó ayer que recurrirá la sentencia a fin de que se anule el juicio y se repita la visión con otro jurado habitual al estar en oposición a la apreciación de las mitigantes tal como de la absolución del acusado.

El juicio quedó el pasado viernes visto para sentencia con la última palabra de Rocío y los reportes finales de las partes. El lunes, la Sala entregó al jurado habitual el objeto del veredicto.

Entre lágrimas, la acusada logró en la última sesión empleo de su turno a la última palabra: "Estoy muy arrepentida desde el primero de los días que lo conté a la Policía. Fui yo, pero estoy muy arrepentida".

En su declaración, la acusada confesó que clavó a la joven una navaja en el abdomen en el transcurso de un forcejeo y también insistió en que no tenía ninguna intención de matarla, culpando a Mario por llevarla hasta su casa y darla una navaja abierta.

La agresora está diagnosticada de trastorno limite de personalidad, una nosología que no la exonera de compromiso penal. Los forenses manifestaron en el juicio que la planificación del delito descartaría que su trastorno influyera en su conducta homicida.

Más información

La madre de Denisa lamenta que la asesina de su hija vaya a estar "en unos añitos en la calle"

Noticias de hoy más vistas