• viernes 09 de diciembre del 2022
728 x 90

La líder de HSM se reafirma en el altercado contra la Mezquita de la M30 de 2016 por financiar el yihadismo terrorista

img


"Dije sencillamente una verdad y la vuelvo a decir el día de hoy. No me arrepiento", afirma

MADRID, 18 Oct.

La líder del colectivo de ultraderecha Hogar Social Madrid (HSM), Melisa Domínguez, se ha reafirmado en el juicio del ataque a la Mezquita de la M-30 que lideró en el tercer mes del año de 2016 después de los atentados múltiples de Bruselas por "financiar el yihadismo terrorista", manifestando que no se arrepiente de nada y que no cambiaría "ni una coma" del comunicado que entonces propagó por las comunidades.

La queja se causó tras un ataque terrorista en Bruselas (Bélgica), en el campo de aviación en todo el mundo Zaventem y en la estación de metro Maelbeeck, con decenas y decenas de muertos y cientos y cientos de heridos.

La Fiscalía mantiene que en los mensajes siguientes se propagaron por las redes comentarios islamófobos "por su contenido vejatorio y de menosprecio hacia ese colectivo" que, además de esto, produjeron un tiempo "de clara hostilidad y crueldad contra el planeta musulmán".

Por estos sucesos, el fiscal solo acusa a Melisa Domínguez por un delito de incitación al odio, por el que se encara a tres años de prisión y 3.000 euros. Pero no se sienta sola en el banquillo de los acusados.

Le acompañan otras once personas acusadas por la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, que ejercita como acusación habitual, con relación a un delito de desórdenes públicos y cuyas defensas piden la libre absolución. En su declaración, tres de los acusados han negado haber participado en la concentración.

El juicio ha arrancado esta mañana en la Audiencia Provincial de Madrid a puerta clausurada por resolución del presidente de la Sección Quinta Penal. La vista seguirá mañana con la prueba testifical. Una de las pruebas de cargo era el testimonio del vigilante de la Mezquita, la única persona que presenció el ataque al templo. Está en sitio desconocido.

En las cuestiones anteriores, la defensa de Melisa ha aportado a la Sala documentación para constatar que en el instante de la queja existía una investigación en curso una célula yihadista establecida en esta mezquita y cuyos integrantes resultaron condenados en el mes de septiembre de 2016 a 75 años de prisión.

También se han entregado fotografías de Melisa en la Embajada de Siria protestando contra el yihadismo y dando charlas en Hogar Social Madrid por este tema.

A su llegada, Melisa ha reiterado en afirmaciones a los medios que en su queja ha dicho "sencillamente una verdad" y la "regresa a decir el día de hoy". "Desde la Mezquita de la M-30 se financia el yihadismo terrorista y es un inconveniente que asola y prosigue asolando a Europa. Una es imposible arrepentir", ha subrayado.

A lo largo del interrogatorio, el fiscal ha preguntado por qué razón se escogió ese ámbito para el ataque; de qué manera se desarrolló la queja; y de qué manera se propagó. También se ha inquirido a sobre si profirieron chillidos discriminatorios y si lanzaron bengalas al templo.

Melisa, que no ha respondido a la acusación habitual, explicó al tribunal que la concentración fue "espontánea" frente a la indignación que había por los atentados de Bruselas de ese día.

Se optó, sin que hubiese una planificación anterior, por la Mezquita de la M-30 por la investigación que había en curso en la Audiencia Nacional lanzada por múltiples medios y frente "los rastros de financiación del terrorismo mediante una suerte de impuesto innovador al rezo".

Además, ha detallado que se pusieron 2 botes de humo en todos y cada lado de la pancarta desplegada en la queja, negando haber lanzado bengalas al interior del recinto. "No rectifico ni una coma de lo que dije", ha aseverado solamente terminar la visión oral.

Antes del juicio, el letrado Ignacio Menéndez ha apuntado que no se dan los elementos de los modelos penales de los que se acusa a su patrocinada, remarcando que los mensajes que se publicaron no iban liderados contra nadie específicamente ni contra la religión musulmana sino más bien contra el terrorismo yihadista.

El letrado explicó que Hogar Social Madrid está afincado en el vecindario madrileño de Tetuán, donde está a 200 metros la Mezquita Central. "Se escogió la de la M-30 por el hecho de que ahora había una investigación", ha insistido.

En contra, el fiscal mantiene que como resultado "directa" de publicarse en comunidades de esa organización la queja de un conjunto de participantes de la manifestación en frente de una mezquita se dieron a conocer mensajes que justificaban la acción con "múltiples" comentarios islamófobos "por su contenido vejatorio y de menosprecio hacia ese colectivo" que, además de esto, produjeron un tiempo "de clara hostilidad y crueldad contra el planeta musulmán".

En su escrito de acusación, el fiscal cuenta que la Asociación Hogar Social es de carácter asistencial y que su labor se enfoca en la asiste para familias "solo de origen español necesitadas a nivel económico".

En su calidad de gerente de esa organización, el 22 de marzo de 2016 la acusada puso al lado de un conjunto de simpatizantes una pancarta en la pasarela de la M-30 y, ahora, "encendieron bengalas para darla visibilidad".

La pancarta tenía como historia de historia legendaria "El día de hoy Bruselas, ¿mañana Madrid? Y debajo se podían ver 2 imágenes: una de un castillo cercada por un circulo azul y a su lado una mezquita tachada y encuadrada en un círculo colorado.

Más tarde el conjunto se aproximó a la Mezquita situada en la calle Salvador de Madariaga engañes proferían chillidos de "Moriscos fuera" "Mezquitas abajo". Su actitud determinó que el vigilante de seguridad de ese rincón cerrara de manera rápida la puerta primordial de ingreso para eludir la confrontación con la gente que estaban dentro suyo.

Ese día se han publicado en el perfil de Twitter y de Facebook de Hogar Social "las primeras imágenes de la acción efectuada hace un instante contra el terrorismo islámico en la Mezquita de la M-30 de Madrid, mezquita que financia al Estado Islámico, Mezquitas fuera de España".

Esa publicación dio sitio a 434 comentarios y fue compartida 2.197 ocasiones. Un día después, la líder del colectivo efectuó unas afirmaciones en la cadena La Sexta en las que reclamó y justificó la acción y el 24 de marzo se publicó en Youtube el vídeo en frente de la mezquita de la M-30.

Más información

La líder de HSM se reafirma en el altercado contra la Mezquita de la M30 de 2016 por financiar el yihadismo terrorista