Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La L6 de Metro se modernizará para la conducción automática en 2025.

La L6 de Metro se modernizará para la conducción automática en 2025.

En una decisión que marca un importante avance en la modernización del servicio de transporte público en Madrid, la Línea 6 de Metro, más conocida como la circular, se someterá a una renovación integral durante el segundo semestre de 2025. Estas obras implicarán la suspensión del servicio en dos fases y serán el primer paso hacia la futura automatización de la línea para la implantación de la conducción automática.

La Comunidad de Madrid ha dado inicio al proceso de licitación para la renovación completa de la L6, que cuenta con 28 estaciones a lo largo de casi 23,5 kilómetros y es la más utilizada por los madrileños al ofrecer conexiones con otras líneas de Metro, la red de Cercanías de Madrid y los principales intercambiadores de autobuses.

Las obras de renovación contemplarán el cierre del servicio en dos etapas: primero, entre junio y septiembre de 2025 en el arco suroeste, entre Moncloa y Méndez Álvaro; y luego, de septiembre a diciembre, en el tramo noreste, entre Moncloa y Legazpi.

Para garantizar la movilidad de los ciudadanos durante este periodo, la Comunidad de Madrid ofrecerá servicios sustitutivos de transporte gratuito que cubran los trayectos afectados, consultando a los usuarios a través de una encuesta para definir los detalles. Esto ha sido informado por la Consejería de Transportes e Infraestructuras.

El presupuesto asignado para estas obras es de 129 millones de euros e incluirá la actualización de balasto y traviesas, así como la instalación de vías de hormigón con tecnología avanzada. Además, se llevará a cabo la optimización del trazado, la reducción de ruido y vibraciones, y la introducción de novedosos sistemas para mejorar la infraestructura.

Se espera que con estas mejoras, la Línea 6 esté lista para la llegada de nuevos trenes y se retiren aquellos de modelos más antiguos. Asimismo, se anticipa que la línea se adapte a los nuevos trenes monotensión de gálibo ancho y electricidad a 1.500Vcc, que comenzarán a circular a fines de 2026.

Estas mejoras no solo reducirán las incidencias y los tiempos de recorrido, sino que también aumentarán la fiabilidad y eficiencia del sistema de transporte, según lo destacado por el Gobierno regional.

El proyecto también incluirá la automatización de la Línea 6, lo que permitirá un tren cada dos minutos, ahorro de energía y mayor flexibilidad, sin embargo, no implicará la pérdida de empleos para los maquinistas que serán reubicados en otras líneas de Metro. Estas modernizaciones mejoran la experiencia de viaje y permiten una respuesta rápida a la demanda de pasajeros.

Además, se espera que se reduzcan los tiempos de espera, se incremente la capacidad de pasajeros por hora y se preparen las estaciones para la futura implementación de puertas automáticas y conducción sin maquinista en la L6.

Con más de 90 millones de viajes en los primeros seis meses de 2024 y una media de 400,000 pasajeros diarios, la Línea 6 es la más popular de toda la red de Metro de Madrid, representando el 16% de todos los viajes en el sistema.

Desde su inauguración en 1979, la Línea 6 ha ido creciendo con nuevos tramos, convirtiéndose en un pilar fundamental en el transporte de la ciudad. El futuro de la L6 se vislumbra prometedor con estas renovaciones integrales que mejorarán significativamente la experiencia de viaje para los madrileños.