Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La Gran Vía se transformará en un idílico "invierno floral" durante la temporada navideña con la incorporación de flores de pascua, acebo y muérdago en sus decoraciones lumínicas.

La Gran Vía se transformará en un idílico

El Ayuntamiento de Madrid ha revelado que la Gran Vía de la capital se transformará en un "jardín de invierno" durante la Navidad. Las luminarias de la calle estarán decoradas con flores de pascua, acebo y muérdago, y se encenderán el 23 de noviembre desde la Puerta del Sol.

Según fuentes municipales, el área de Obras y Equipamientos ha introducido varias novedades en la iluminación navideña de este año, siendo una de las más destacadas el nuevo diseño de la Gran Vía. Desde la Plaza de España hacia el Retiro, la calle se llenará de flores de Pascua, ciclámenes, cactus de invierno, amarilis, rusco, acebo, muérdago y madroños. Estas especies se han seleccionado por su relación con la Navidad.

Es importante destacar que todas las luces navideñas utilizan bombillas de tipo led de alta eficiencia, lo que supone una mayor eficiencia energética. La empresa adjudicataria se encargará de cubrir el costo energético del alumbrado, que consta de aproximadamente 11,8 millones de bombillas.

Además de la Gran Vía, las calles de Madrid se decorarán con 6.600 cadenetas, 115 cerezos y once grandes abetos luminosos, entre otras atracciones. También se conservarán los tradicionales belenes figurativos en puertas históricas como las de Alcalá, Toledo o San Vicente, así como en las entradas de la plaza Mayor.

La ciudad también contará con otras atracciones, como la gran menina luminosa en el paseo del Prado, el nacimiento gigante en Colón y la bola tradicional que estará ubicada en la plaza de España junto a los Jardines de Sabatini.

La instalación de la iluminación navideña en Madrid requiere un gran esfuerzo logístico. Un equipo de más de 50 operarios trabaja durante tres meses para montar las luces, utilizando 140 camiones de transporte pesado y 25 grúas ligeras.