• lunes 26 de septiembre del 2022
728 x 90

La fiscal mitiga la petición como condena a la asesina de Denisa por no supervisar sus impulsos por celos

img

La defensa de Rocío solicita una condena por homicidio preterintencional por su intención de lesionar y no de matar

MADRID, 23 Sep.

La fiscal Silvia López Ubieta ha rebajado la condena que pide para Rocío M. S. por matar a Denisa Dragan al contemplar una atenuante en su conducta por padecer en el instante del delito una perturbación moderada de sus habilidades volitivas por una falta de control de impulsos por celos.

El juicio por el homicidio de la joven quedó esta mañana visto para sentencia con la última palabra de los acusados y los reportes finales de las partes. El próximo lunes, la Sala entregará al jurado habitual el objeto del veredicto a fin de que en un período de tres días se pronuncie sobre los hechos objeto de la acusación.

Denisa Dragan, una joven de 17 años de nacionalidad rumana y enovia de Mario T., murió de una puñalada en el abdomen la noche del 25 de noviembre de 2018 a las puertas del local donde vivía con su novio. Meses antes, recibió amenazas de muerte por la parte de la acusada por los celos que tenía.

Entre lágrimas, la acusada hizo empleo de su turno a la última palabra: "Estoy muy arrepentida desde el primero de los días que lo conté a la Policía. Fui yo, pero estoy muy arrepentida".

En su declaración, la acusada confesó el pasado miércoles que clavó a la joven una navaja en el abdomen en el transcurso de un forcejeo y también insistió en que no tenía ninguna intención de matarla, culpando a Mario por llevarla hasta su casa y darla una navaja abierta.

La acusada está diagnosticada de trastorno limite de personalidad, una nosología que no la exonera de compromiso penal. Los forenses manifestaron en el juicio que la planificación del delito descartaría que su trastorno influyera en su conducta homicida.

En su exposición, la fiscal anunció que altera su escrito inicial al contemplar a la visión de la prueba practicada en el juicio la atenuante de trastorno mental moderado en la conducta de Rocío con en comparación con delito de asesinato y amenazas continuadas.

En su escrito inicial, la fiscal pedía una condena de 26 años de prisión, una lástima que quedaría achicada levemente al aplicarse si se contempla la atenuante del producto 21.6 del Código Penal.

A Mario le demanda una lástima de 20 años de prisión por asesinato con la agravante de vínculo. La acusación especial rebaja del mismo modo la solicitud de pena para Rocío (22 años de prisión) al tiempo que eleva a 25 años de prisión la petición como condena para Mario.

La gerente del Ministerio Fiscal explicó que la coyuntura agravante de alevosía en el homicidio está acreditada al estimar que jamás se causó un forcejeo entre víctima y agresora, sino hubo un ataque sorpresivo. Además, se ha contrario a que la joven actuase en un arrebato ardiente como protege su letrado.

"Mario creó cizaña entre Roció y Denisa y era conocedor de la enemistad entre las chicas. Mario sabía de su estado de perturbación y dónde vivía ella --la víctima--. Le llevó y la aguardó. Era un domingo lluvioso. ¡Qué urgencia había en ir! Mario sabía que no podía salir nada bueno de esta cita. Se sentía orgulloso de que se matasen las mujeres por él y alagado", ha expuesto.

El letrado de la familia, el letrado Marcos García Montes, ha rebajado la pena a Rocío por la atenuante de confesión tardía y a Mario se la agudiza por ver en su conducta un dolo eventual.

En su informe, ha llamado la atención en que ninguno de los acusados se ha arrepentido de los hechos y ha incidido en la intención de los acusados, reprochando el accionar de Mario en relación a las mujeres solo para agradar sus deseos sexuales.

Considera que hubo un "ensañamiento ética" en relación a la víctima en tanto que al hallar la asesina su premio estuvo "unos minutos al lado de la joven mientras que sufría sin prestar ningún género de asistencia". "Era una puñalada mortal de necesidad. Se desangró", ha subrayado.

Se enfrenta a ver la atenuante por dependencia a las drogas al insistir en que esta situación no está avalada por reportes forenses ni por los médicos de la prisión, a los que la acusada manifestó que hacía año y medio que no se drogaba. "¿Un drogadicto puede llevar a cabo este 'iter criminis' --fases de realización del delito--? Yo pienso que no. Y lo dicen los siquiatras de Salamanca", ha reseñado.

El letrado no valora una atenuante suave por perturbación mental como ve la fiscal y sí por confesión tardía al admitir en el juicio por vez primera los hechos sucedidos esa noche.

En la autoría de Mario, valora una agravante de dolo eventual y cree que es creador preciso, puesto que llevó a la asesina al ámbito del delito y le dio una navaja. "¿Impidió algo?, ¿bajó a conocer a la víctima? Si no escapas y paralizas la cadena de actos, es una atenuante", ha recalcado. De lo opuesto, piensa un dolo eventual.

En su turno, el letrado de Rocío ha pedido para su clienta una condena por homicidio preterintencional por su intención de lesionar y no de matar al generarse el navajazo de manera accidental en el transcurso de un forcejeo con la víctima. "Ella ha podido tener ánimo de lesionar pero no de matar", ha recalcado.

De forma subsidiaria, pide que se califique como un homicidio y no asesinato al no existir una alevosía. Y como otra alternativa, solicita que se aprecie asesinato con atenuante de adicción a las drogas y la eximente por perturbación mental.

También pide que se considere la atenuante por dilaciones incorrectas en tanto que en el primer mes del verano de 2019 toda la prueba de la instrucción se encontraba practicada y un par de años después, se hacen escritos de acusación de cara a la visión oral.

La letrada de Mario ha pedido la libre absolución para su representado criticando que Rocío echase en el último instante "toda la bazofia" a su cliente.

"No voy a tolerar que por unos pactos extrajudiciales se de la vuelta a la tortilla hasta el punto de que Rocío esté prácticamente en la calle y sea prácticamente Isabel la Católica y se acuse a Mario de prácticamente ser un violador. ¡Seamos serios!", ha clamado aseverando que su patrocinado fue mero testigo al comienzo de la causa.

Más información

La fiscal mitiga la petición como condena a la asesina de Denisa por no supervisar sus impulsos por celos