• lunes 26 de septiembre del 2022
728 x 90

La familia de la menor asesinada en Alcorcón clama Justicia y demanda presiones a presentes

img

La acusada conminó de muerte a Denisa por medio de las comunidades: "No voy a parar hasta verte fallecida"

MADRID, 12 Sep.

La familia de Denisa Dragan, la joven de 17 años que fue asesinada por celos el 25 de noviembre de 2018 en Alcorcón, espera Justicia del juicio que comienza este lunes en la Audiencia Provincial de Madrid y demanda presiones a los presentes.

En el banquillo de los acusados se sienta desde el día de hoy Rocío M. y su pareja Mario T., quienes se combaten a una solicitud fiscal de 26 y 20 años de prisión por un delito de asesinato. La acusación especial eleva las penas a 32 y 28 años de prisión.

El letrado Marcos García Montes ha señalado a su llegada a las dependencias judiciales que la familia de la víctima está contenta por la celebración de la visión oral, en tanto que llevan "tres años peleando" por la imputación de la expareja de Denisa y de la asesina.

"Deseamos que salga la realidad por el hecho de que hubo presiones a presentes. La acusada fué muy problemática en prisión", ha señalado el letrado en referencia a los varios expedientes disciplinarios libres a Rocío a su paso en distintas penitenciarios donde habría agredido a funcionarias y también internas.

García Montes ha incidido en que la estrategia de la defensa pasa por alegar que la acusada padecía una perturbación siquiátrica en el instante de los hechos que la eximiría de compromiso penal, un radical al que se enfrenta al sufrir un trastorno límite que no impide que tenga una imputabilidad plena.

"Sabía y deseaba lo que logró", ha aseverado. Además, el letrado pide que Mario ingrese en prisión acorde al comienzo de igualdad frente a la ley ya que pese a la solicitud de 20 años de prisión a la que se encara está en independencia provisional.

Respecto a su participación en los hechos, hay 2 ediciones que ubican al joven en el ámbito del delito. Por un lado, sería la persona que llevó a Rocío hasta el local donde estaba la víctima y, por otra, habría aun agarrado por la espalda a la joven fallecida mientras que Rocío la asestaba 2 puñaladas fatales.

A la 'Gominola', como se conoce a la acusada, se la juzgará por un delito de asesinato, acoso ética y 2 delitos de amenazas, mientras que al que al que fuera su pareja por asesinato en término de cooperador preciso.

El informe forense refleja que en el momento en que la acusada asestó 2 puñaladas a la víctima en el abdomen presentaba un trastorno "límite" de personalidad "y un patrón abusivo de consumo de substancias, pero que estas alternaciones no afectan sus habilidades cognitivas y volitivas con relación a los hechos".

Denisa, que tuvo como pareja al acusado, murió de un puñalada la noche del 25 de noviembre de 2018 en la confluencia de la calle Desmonte con la calle Cuenca de Alcorcón. La joven se encontraba en un local en el momento en que alguien llamó a la puerta.

Nada mucho más abrir, recibió la agresión mortal. La Policía halló el arma homicida en un contenedor próximo a la calle donde sucedieron los hecho.

Según el fiscal, meses antes recibió amenazas de muerte por la parte de la acusada mediante mensajes de WhatsApp y llamadas realizadas con número privado.

Alguno de los mensajes no solo tenía como propósito incordiar o dañar a la fallecida, "sino tenían el propósito directo de amedrentarla". Y es que la acusada le conminaba por medio de las comunidades "y le afirmaba que no iba a parar hasta verla fallecida".

Así, el 2 de septiembre de 2018, le envió a la expareja de su novio el próximo mensaje: "Te voy a romper la cabeza por todo cuanto me has llamado sin conocerme, vale. Tú me has llamado yonqui, me has llamado come bolsas (...) Voy a ir y te voy a matar, y ahora está. Y si bien no te mate, te voy a pegar y hasta el momento en que no te dé lo tuyo no voy a parar por el hecho de que yo soy de esta manera".

Una amiga testimonió frente a la juez que en el instante de los hechos hablaba con la víctima por el móvil inteligente y le escuchó comentar: ¡Rocío, qué harás!.

Rocío, de 19 años, fue detenida en el ayuntamiento de Ventas de Retamosa, en Toledo. Usó a Mario, su entonces pareja, como coartada aduciendo que el día del delito estuvo con él toda la noche en el vehículo.

Más información

La familia de la menor asesinada en Alcorcón clama Justicia y demanda presiones a presentes