Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La Comunidad urge a Rodríguez a combatir la "dañina Ley de Vivienda" y solventar problemas de Cercanías en Madrid.

La Comunidad urge a Rodríguez a combatir la

El consejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Jorge Rodrigo, ha expresado su descontento con la reciente Ley de Vivienda y ha solicitado a la ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, que tome medidas enérgicas para combatirla. También ha llamado la atención del ministro de Transportes, Óscar Puente, para que aborde la situación de las Cercanías en la región.

Rodrigo hizo estas declaraciones durante la presentación de la XXVI edición de Libros a la calle y bromeó sobre el tamaño del nuevo Gobierno al tener 22 ministerios, insinuando que podrían haberse pedido muchas más demandas.

El consejero ha solicitado a Rodríguez que dedique todos los recursos necesarios para enfrentar la "hiperregulación" en el sector de la vivienda, además de abordar la Ley de Vivienda. En cuanto a Puente, le ha instado a trabajar por los madrileños y a reconsiderar los planes existentes para la red ferroviaria, especialmente en lo que respecta a Cercanías, pidiendo aumentar la inversión en este ámbito.

Rodrigo ha señalado que ninguno de los dos ministros tiene experiencia en las áreas que supervisarán, pero espera que puedan trabajar en colaboración con los técnicos y los equipos para mejorar la situación.

Cabe mencionar que el área de vivienda de Rodrigo ha sido uno de los puntos conflictivos entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno central. Desde el principio, manifestaron su rechazo a la Ley nacional de vivienda y anunciaron que no la aplicarían, argumentando que provocaría tensiones en el mercado debido a la intervención del Estado.

En relación al transporte, las críticas se han centrado principalmente en el servicio de Cercanías. El Gobierno regional ha pedido que se retome el Plan para Cercanías Madrid, que cuenta con una asignación presupuestaria de 5.000 millones de euros y que no se ha implementado desde la caída del Gobierno de Mariano Rajoy en 2018. Por su parte, desde el Estado se ha asegurado que se ha aumentado la inversión comprometida y se están llevando a cabo importantes proyectos que mejorarán la movilidad, como las obras en las estaciones de Chamartín y Atocha.