La Comunidad promueve la exploración del patrimonio cultural y natural de sus once villas este verano

La Comunidad promueve la exploración del patrimonio cultural y natural de sus once villas este verano

MADRID, 27 Ago.

La Comunidad de Madrid promociona durante este verano la visita a once destinos singulares, sus once villas, por la riqueza de su patrimonio cultural, natural y gastronómico.

Según ha recordado el Gobierno regional en un comunicado, se trata de Manzanares El Real, Patones, San Martín de Valdeiglesias, Torrelaguna, Villarejo de Salvanés, Buitrago del Lozoya, Chinchón, Colmenar de Oreja, Navalcarnero, Nuevo Baztán y Rascafría.

Estos municipios se inscriben dentro del programa Villas de Madrid, cuyo objetivo es impulsar los recursos que ofrecen poblaciones de menos de 20.000 habitantes.

Se pretende con ello diversificar el flujo de visitantes hacia áreas más alejadas, dándoles visibilidad y aumentando el potencial turístico de la región.

Así, en Manzanares El Real se encuentra el castillo mejor conservado de Madrid y destaca, además, por sus bosques, embalse y la montaña de La Pedriza, que forma parte del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Patones invita a disfrutar de su paisaje y de su arquitectura de pizarra. Los dos Patones, el de Arriba y el de Abajo, tienen su propia historia, marcada por "lo singular de su paisaje y el carácter acogedor de sus gentes".

Por otro lado, Rascafría está sumergida en el Valle del Lozoya, a los pies de la Sierra de Guadarrama y junto a las cumbres y lagos de Peñalara. Allí Enrique II fundó en el siglo XIV el monasterio de Santa María del Paular, una joya del arte monacal que cuenta con una rica colección de pinturas de Vicente Carducho.

Torrelaguna se caracteriza por su cuidado casco histórico, en el que sobresale la iglesia de Santa María Magdalena, ejemplo del gótico madrileño, así como el Pósito, el antiguo hospital de la Santísima Trinidad y el Convento de Franciscanos de la Madre de Dios.

Por su parte, Buitrago del Lozoya propone un viaje al medievo en el Valle del Lozoya, con el río discurriendo a los pies de su recinto amurallado. En este enclave se encuentra también el Museo Picasso-Colección Eugenio Arias con más de 60 obras que el artista legó a su peluquero.

Igualmente es mencionado Chinchón, con su Plaza Mayor, todo un ejemplo de arquitectura popular castellana que, además, ofrece una de las mejores ofertas gastronómicas y hoteleras de la Comunidad.

En este recorrido, se encuentra también Colmenar de Oreja, un municipio en el que poder degustar una copa del buen vino de la Denominación de Origen Madrid en su Plaza Mayor o visitando cualquiera de sus bodegas centenarias.

Otro de los destinos es Villarejo de Salvanés, que fue capital de la Encomienda Mayor de Castilla. Desde su altura se puede disfrutar de vistas sobre la Alcarria Madrileña formadas por un paisaje de olivos y encinares bañados por los arroyos del Tajo y el Tajuña.

La localidad también acoge un Museo del Cine que alberga una sorprendente colección de maquinaria y objetos relacionados con el séptimo arte.

El siguiente, Navalcarnero, se encuentra en pleno corazón vinícola de Madrid, rodeado por cerros y lomas cubiertas de viñas, bañadas por los ríos Guadarrama y Alberche. Entre sus atractivos, destaca la plaza de Segovia y el Real Mercado del Siglo de Oro, que recuerda el enlace entre Felipe IV y Mariana de Austria.

Continuando el recorrido, se encuentra San Martín de Valdeiglesias, un pulmón enológico con gran calidad en las cepas de uva garnacha y albillo real.

Por último, se encuentra Nuevo Baztán, ubicado en plena Cuenca del Henares, a 50 kilómetros al este de la capital y que cuenta con un núcleo urbano declarado Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural.

Categoría

Madrid