Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La Comunidad amplía hasta 2027 la restricción de acceso de patinetes eléctricos al transporte público.

La Comunidad amplía hasta 2027 la restricción de acceso de patinetes eléctricos al transporte público.

La Comunidad de Madrid ha decidido extender la prohibición de acceder con patinetes y monociclos eléctricos a la red de transporte público hasta el año 2027. Esta medida busca garantizar la seguridad de los usuarios, según confirmó el Consejo de Administración del Consorcio Regional de Transportes (CRTM) en su reunión de este viernes.

Esta restricción afecta a las instalaciones y trenes de Metro, autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), interurbanos y urbanos de otros municipios, Metros Ligeros, Tranvía de Parla y los intercambiadores de Plaza de Castilla, Moncloa, Príncipe Pío, Plaza Elíptica y Avenida de América.

La medida se implementó de manera temporal en noviembre, luego de que una batería de uno de estos dispositivos explotara en un tren del suburbano en la estación de La Elipa, sin causar daños personales.

El consejero de Vivienda, Transportes y Movilidad, Jorge Rodrigo, presidente del CRTM, explicó que la decisión busca proteger la seguridad de los ciudadanos y trabajadores del transporte público. Esta normativa estará en vigor hasta 2027, cuando se espera tener una legislación actualizada por parte de las diferentes administraciones públicas, incluida la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre Vehículos de Movilidad Personal (VMP).

El incumplimiento de esta prohibición conlleva la expulsión inmediata de los infractores y multas económicas que oscilan entre 100 y 200 euros, según lo establecido por el CRTM.

La medida de impedir el acceso de patinetes y monociclos eléctricos se revisará en 2027, cuando todos los vehículos de movilidad personal estarán obligados a contar con una certificación de la DGT. En ese momento, se volverán a evaluar sus características y posibles riesgos para los viajeros.