Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

La Asamblea aprueba reforma de distinciones honoríficas en la Comunidad.

La Asamblea aprueba reforma de distinciones honoríficas en la Comunidad.

En un gesto de reconocimiento a figuras destacadas en la región, la Asamblea de Madrid ha aprobado la nueva ley que regula las condecoraciones principales de la Comunidad. Esta iniciativa, impulsada únicamente por el partido Popular, establece tres distinciones de gran relevancia: la Medalla de Oro, la Medalla Internacional y la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo.

La Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo, será entregada durante los actos conmemorativos de este día tan importante para la Comunidad de Madrid, y estará destinada a destacar los logros de individuos, instituciones, grupos o colectivos que hayan contribuido significativamente al desarrollo regional.

Por otra parte, la Medalla de Oro será otorgada a propuesta del presidente regional, en reconocimiento a los servicios prestados a la sociedad en general. Mientras tanto, la Medalla Internacional demostrará el aprecio y respeto de los ciudadanos madrileños hacia representantes de otros países y altos dignatarios de organizaciones internacionales, por su labor institucional.

Con la implementación de esta nueva normativa, se reduce de seis a tres el número de condecoraciones, eliminando la Encomienda de Número, la Cruz y la Medalla de Plata. Aquellos que ya hayan recibido alguna condecoración seguirán manteniendo sus honores correspondientes, y se respeta la antigüedad de las tres distinciones. Además, se centraliza el registro de las condecoraciones bajo la Secretaría de Consejo de Gobierno.

Durante el debate parlamentario, la diputada de Vox, Isabel Pérez Moñino-Aranda, ha expresado sus críticas hacia esta ley, alertando sobre posibles abusos en la entrega de condecoraciones por parte de la presidenta de la Comunidad. Por otro lado, la representante del PSOE, Tatiana Jiménez, lamenta que el PP haya desaprovechado la oportunidad de crear una ley de distinciones consensuada, moderna y representativa para los madrileños.

Desde Más Madrid, el diputado Hugo Martínez ha calificado la normativa como anticuada y descuidada. Considera que se debería haber trabajado más detenidamente en su elaboración, incorporando avances sociales como el lenguaje inclusivo y la paridad en los galardonados.

En respuesta a las críticas, la parlamentaria del PP, Isabel Vega, ha defendido la meritocracia como principio fundamental en la entrega de reconocimientos. Ha destacado que el talento y el esfuerzo son los pilares para alcanzar el éxito, independientemente de género, religión, raza o ideología política, y que es necesario que ese talento contribuya al beneficio de la comunidad.