• jueves 2 de febrero del 2023
728 x 90

Guardia Civil participa en la liberación de tres nicaragüenses habitantes en España secuestrados en México

img


La madre de un secuestrado alertó de que era extorsionada y de la no liberación de su hijo pese a haber comprado bastante dinero

MADRID, 19 Ene.

La Guardia Civil vino cooperando en las últimas semanas en la investigación creada por la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (U.Y también.C.S) de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Chihuahua con ocasión del secuestro de tres ciudadanos nicaragüenses en Ciudad Juárez (México), informó este jueves la Comandancia de Madrid en una publicación oficial.

Las víctimas, una pareja mayor de edad y un menor, todos naturales de Nicaragua, partieron el pasado septiembre desde España hacia su país, con la meta de atravesar la frontera de Estados Unidos desde Ciudad Juárez (México). Para ello, habían contratado los servicios de una organización de 'coyotes', experta en atravesar inmigrantes de forma irregular.

A mediados del ya transcurrido mes de octubre, tras un largo periplo atravesando múltiples países centroamericanos, estas personas llegaron a Ciudad Juárez, donde fueron abordadas con armas por un letrero mafioso de 'coyotes', en concreto el popular 'Letrero nuevo de Juárez', siendo retenidas y trasladadas contra su intención a diferentes áreas, por lo menos tres, donde continuaron recluídas en condiciones inhumanas a lo largo de 53 días, conviviendo con mucho más de cien secuestrados que proceden de diferentes países iberoamericanos.

Durante su cautiverio, las víctimas eran sometidas a continuas agresiones, siendo obligadas a entrar en contacto por teléfono y por videoconferencia con sus familias, demandándoles a estas dinero para su liberación, todo ello bajo fuertes amenazas de asesinato por la parte de los raptores.

Ante esta situación, a fines del ya transcurrido mes de noviembre la madre de entre los secuestrados, ciudadana de españa habitante en la provincia de Madrid, puso en conocimiento de la Guardia Civil el rapto de su hijo, de 25 años de edad, y el de su pareja sentimental, de 34, al lado del hijo menor de esta.

La denunciante relató de qué manera llevaba recibiendo llamadas extorsivas desde el principio del secuestro, en las que los raptores demandaban dinero para la liberación de las víctimas.

Estas llamadas y videoconferencias se sucedían en todo el día y de la noche, con continuas amenazas por la parte de los raptores de torturar, desmembrar e inclusive matar a las víctimas si no se satisfacían los pagos demandados, llegando aun a mandar vídeos en los que se agredía a los cautivos con pistolas eléctricas.

Debido a la intensidad y continua presión por la parte de los secuestradores, los familiares llegaron a abonar 19.000 euros antes de poner los hechos en conocimiento de la Guardia Civil.

Activados de esta forma los canales de colaboración en todo el mundo por la parte de la Guardia Civil con las autoridades mexicanas, tal como el acompañamiento y consejos a la denunciante en las negociaciones con los secuestradores de forma continua desde su hogar, agentes especialistas de la Unidad Central Operativa y de la Comandancia de Madrid, lograron comprobar la enorme agresividad y desprecio hacia la vida mostrada por los raptores.

De forma paralela, los agentes españoles un incesante trueque de sabiduría con las autoridades mejicanas, en labras de la ubicación y liberación de los secuestrados. De esta forma, a inicios del ya transcurrido mes de diciembre se comprobó la liberación de estas tres personas en las cercanías de la frontera de EE.UU, en un razonable buen estado de salud, todo ello sin que la familia de los secuestrados realizara ningún nuevo pago desde el instante en que pusiera los hechos en conocimiento de la Guardia Civil.

Las autoridades mexicanas han calificado públicamente el trabajo de la Guardia Civil como "indispensable", resaltando que la liberación de las víctimas es fruto de la cooperación policial, de las tácticas usadas en la negociación con los secuestradores y de la presión policial que ha podido ejercerse sobre exactamente los mismos a través de trabajos de campo en territorio mexicano.

Ese mismo agradecimiento se ha manifestado en España por la madre extorsionada de entre los secuestrados, siendo testigo directo de los medios y elementos de los que dispone la Guardia Civil para acometer este género de delitos, aún producidos fuera de nuestras fronteras.

Desde la Benemérita se resalta en la relevancia de denunciar hechos afines con la mayor premura viable por la parte de esta población, a priori mucho más vulnerable, lo que sin ningún género de dudas favorece o posibilita una rápida liberación de las víctimas.

Más información

Guardia Civil participa en la liberación de tres nicaragüenses habitantes en España secuestrados en México