Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Golpe a una banda que contrabandeó 2,5 toneladas de cocaína en España utilizando una empresa exportadora de productos latinos

Golpe a una banda que contrabandeó 2,5 toneladas de cocaína en España utilizando una empresa exportadora de productos latinos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas, desarticulando así una organización criminal, que introdujo 2.500 kilogramos de cocaína en España a través de contenedores, según ha informado el Cuerpo policial en una nota de prensa.

Esta red criminal, asentada en la provincia de Madrid, se encargaba de trasladar la droga desde Iberoamérica aprovechando la legalidad de una empresa de importación de productos latinos. Durante el traslado de los contenedores, los detenidos ejercían una fuerte vigilancia para garantizar el éxito de la operación.

La investigación de este caso se centró en un empresario que dirigía una empresa de importación de productos desde Latinoamérica y que operaba en España desde 2005. La empresa elegida por la organización reunía las condiciones idóneas para llevar a cabo esta actividad ilícita, tanto por su volumen de negocio como por sus relaciones permanentes con Iberoamérica, lo que les permitía realizar las importaciones sin levantar sospechas.

La intención de la organización era utilizar la empresa para distribuir productos legales de origen latino, pero en realidad ocultaban la cocaína en los contenedores para luego distribuir la sustancia estupefaciente una vez que llegara a España.

Además, los agentes descubrieron que varios miembros de la organización viajaban con frecuencia a Colombia, realizando estos desplazamientos en múltiples ocasiones durante un mes, lo que levantó sospechas. Tras constatar esto, se descubrió que los detenidos habían enviado cuatro contenedores desde ese país hasta España, aparentando ser una importación más de las que la empresa venía realizando desde sus inicios. Sin embargo, uno de los contenedores en realidad albergaba una importante cantidad de sustancia estupefaciente.

Para evitar la detección por parte de las autoridades, la organización decidió no retirar los contenedores del puerto de Algeciras al mismo tiempo, sino que primero trasladaron uno hasta Madrid, siendo vigilado en todo momento por miembros de la organización.

Los otros tres contenedores permanecieron estacionados en una nave en Algeciras para observar si estaban siendo vigilados por las autoridades. Una vez comprobaron que no había un seguimiento policial, los detenidos trasladaron los tres contenedores hasta Paracuellos de Jarama, entre los que se encontraba el contenedor que contenía la cocaína.

Justo antes de la llegada de estos contenedores a una nave en Paracuellos de Jarama, el administrador de la empresa acudió al lugar para supervisar la descarga de la mercancía, mientras que otros miembros vigilaban las inmediaciones para evitar la presencia policial.

Dentro de la nave, los agentes descubrieron que la droga se encontraba en palets, separados del resto de la mercancía y escondidos en un espacio de la nave para su posterior extracción y distribución.

Según la Dirección General de la Policía, la empresa utilizada para llevar a cabo esta actividad ilícita contaba con una importante flota de transporte para trasladar la droga.