• jueves 2 de febrero del 2023
728 x 90

Felipe VI abre el 425 aniversario del ICAM encomiando el papel de la Abogacía en la búsqueda de la concordia

img

El decano reclama que la Abogacía participe en el Gobierno y en la Administración de Justicia

MADRID, 13 Jun.

El Rey Felipe VI ha encabezado el arranque de los actos conmemorativos del 425 aniversario del Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) en una liturgia que ha arrancado con la jura de los recientes letrados madrileños que se integran a la Abogacía y donde ha ensalzado el papel de los abogados en la búsqueda de la concordia.

Al acto han asistido altas autoridades como la ministra de Justicia, Pilar Llop; los presidentes del Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, Carlos Lesmes y Pedro González-Trevijano; los expresidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; la encargada de Gobierno en Madrid, Mercedes González; y el asesor de Presidencia, Justicia y también Interior, Enrique López, entre otros muchos.

Tras la jura de los recientes abogados, su Majestad el Rey ha recibido a manos del decano del ICAM, José María Alonso, un reconocimiento particular por sus 25 años como Colegiado de Honor del ICAM.

Tras recibir la distinción, Felipe VI ha festejado poder sumarse a la celebración del aniversario del Colegio, una "ocasión que merece todo el realce" al manifestar que aparte de honrar y contemplar la narración de la Corporación, le alegra ser "testigo de su continuidad" frente a la incorporación de los recientes letrados.

El Rey ha amado rememorar como hace 25 años el exdecano del ICAM Luis M. Mingarro le entregó la Medalla de Oro y el Diploma de Colegiado de Honor, coincidiendo con el VI Centenario del ICAM.

Tras ello, ha subrayado que durante los años los abogados se convirtieron en actores primordiales de la sociedad civil, "escribiendo muchas de las mejores páginas de la narración de España". "Las mucho más visibles en lo relativo a adelantos del Estado de Derecho. Vuestro trabajado fué, es y va a ser, demasiado apreciado", ha recalcado.

En exactamente la misma línea, ha señalado que con su experiencia en el Derecho aplicado, los abogados ayudan con la tarea del poder legislativo en tanto que desde "esa experiencia se consiguen incuestionables enseñanzas sobre lo que resulta preciso legislar dependiendo de la situación popular de cada instante".

De igual modo ha recordado que la Abogacía asimismo estuvo "muy que se encuentra en el poder ejecutivo durante la historia por medio de políticos, ministros, presidentes de Gobierno que fueron agremiados de Madrid", lo que indica "la relevancia de la capacitación jurídica en el ejercicio de gobierno".

Felipe VI ha incidido en que la Abogacía no está exenta de los cambios del ambiente, con lo que dijo que "la práctica jurídica aborda nuevos desafíos tanto en la elaboración normativa como en la práctica para el tráfico jurídico y económico".

También ha amado llevar a cabo una mención particular a los abogados del Turno de Oficio, "quienes velan por la adecuada app del Derecho de defensa de los mucho más desfavorecidos o atacables". "Estos expertos hacen que y también sistema ande con escenarios de calidad superiores en la prestación de servicios", ha reseñado.

El Rey ha amado felicitar a los nuevos agremiados y al Colegio por el aniversario, que vive como propio destacando que "no hay futuro sin memoria" y aseverando que hay que congratularse de manera colectiva por esta efeméride, que "acertadamente recuerda el fecundo paso por la Historia de una profesión tan noble como precisa siempre y en todo momento en la búsqueda de la concordia en la sociedad".

Por la tarde, asimismo en el Teatro Real, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís intervendrán en la distribución de diplomas a los abogados con 25, 50 y 60 años de profesión.

En su intervención, el decano José María Alonso ha complacido primeramente la predisposición de Felipe VI para comandar un acto tan esencial para el Colegio como es la incorporación de los recientes abogados, coincidiendo con nuestro 425 Aniversario.

De igual modo, mostró su gratitud a su Majestad por ser "el primer defensor del Estado de Derecho y del respeto a las reglas que constituyen nuestro Ordenamiento Jurídico", comenzando por "la Constitución; defensa del Estado de Derecho y cumplimiento de las Leyes que forma la razón de ser última de nuestra profesión y de nuestro ejercicio como abogados y abogadas".

"Su Majestad puede estar seguro de que la Abogacía Madrileña, a la que me honro el día de hoy en representar, va a estar siempre y en todo momento a su lado en la defensa del principio de legalidad", ha subrayado.

El decano ha señalado la relevancia de este primer acto, puesto que da comienzo a los actos que se festejarán esta semana para conmemorar el 425 aniversario del Colegio, "fundado bajo la denominación de "Congregación de Abogados de la Corte" por el Rey Felipe II en el año 1596, un par de años antes de su fallecimiento.

"De esta forma, se establece una línea sin solución de continuidad entre ámbas Casas Reales que estuvieron a lo largo de cinco siglos adelante de los sitios de España: la Casa de Austria, en nuestro nacimiento y la Casa de Borbón, en nuestro 425 cumpleaños", ha señalado.

Tras ello, ha señalado que está "convencido" de que el reinado de Su Majestad va a ser recordado en "el futuro con exactamente el mismo respeto y admiración con que el día de hoy lo es el de ese enorme Rey que fue Felipe II".

José María Alonso ha subrayado que "durante estos cinco siglos de vida, el Colegio ha entregado enormes figuras a la narración de este país; por el hecho de que la historia del ICAM es la narración de España".

"Mujeres abogadas que tan bien difícil lo tuvieron para el ejercicio de la profesión, pero que actualmente, de los mucho más de 76.000 agremiados y colegiadas que integramos el ICAM, cerca de la mitad son abogadas y el porcentaje prosigue medrando. Nuestro deber con la igualdad es absoluto y también irrenunciable", ha recalcado.

Además, puso el valor el papel de la Abogacía al estar "absolutamente comprometida con la defensa del derecho de defensa, con la pelea por las libertades y los valores democráticos".

Seguidamente, ha recordado como los abogados madrileños tuvieron a lo largo de la dictadura que proteger a los ciudadanos frente tribunales políticos, cuya primordial manifestación fue el Tribunal de Orden Público, tolerando, aun, penas de privación de independencia, sencillamente por proteger los derechos escenciales de los ciudadanos, son un caso de muestra que a todos nos debe inspirar".

También puso en valor la tarea de los mucho más de 6000 abogados y abogadas que dedican la mayoría de su actividad a prestar asistencia jurídica gratis y al turno de trabajo.

"Su tarea, no bastante conocida por la Sociedad y por los Poderes Públicos, fué singularmente importante a lo largo de la pandemia, resultando varios de ellos contagiados por el Covid, llegando ciertos a perder aun la vida, al ayudar a los ciudadanos en comisarías y cuarteles de la Guardia Civil y Juzgados, más allá de no tener las mucho más elementales medidas de protección. Mi reconocimiento y gratitud a todos ellos", dijo.

En este punto, ha insistido en que la Abogacía es fundamental para el habitual desempeño de la sociedad, puesto que sin abogados no habría caso y se viviría sin seguridad jurídica.

El decano ha solicitado que los abogados tienen que "formar parte en el gobierno y en la organización de la Administración de Justicia, acatando siempre y en todo momento la función jurisdiccional que, naturalmente, corresponde con carácter único a los Jueces, a los que desde aquí les expresamos el máximo respeto y acompañamiento".

"Los abogados debemos formar parte de manera directa en la elaboración normativa, y no sencillamente ser consultados marginalmente y a última hora. Esto es simplemente visible", dijo.

Más información

Felipe VI abre el 425 aniversario del ICAM encomiando el papel de la Abogacía en la búsqueda de la concordia