Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Exitosamente controlado el escape de gas en Ciudad Universitaria sin heridos y extinguido el fuego.

Exitosamente controlado el escape de gas en Ciudad Universitaria sin heridos y extinguido el fuego.

Una explosión en la Ciudad Universitaria de la capital ha sido controlada por los bomberos y los operarios de la compañía de gas en horas de la mañana, según informó una portavoz de Emergencias Madrid a Europa Press.

El escape de gas ocurrió alrededor de las 14:30 horas del martes en la calle Ramiro de Maeztu, aunque todavía se desconoce el punto exacto de origen o si se estaban realizando obras que hayan perforado alguna tubería de gas. Las llamas se extinguieron por completo al cortarse el suministro de gas.

Un total de 14 dotaciones de bomberos del Ayuntamiento acudieron rápidamente al lugar, desalojando el cercano colegio mayor de Santa María de África, sin que se reporten heridos. Además, tuvieron que apagar pequeñas llamas en edificios y parques cercanos.

La actividad en otros edificios cercanos, como la Escuela de Organización Industrial (EOI), la Facultad de Educación y el Rectorado de la Universidad Politécnica, también se vio paralizada y, en algunas ocasiones, desalojada de manera preventiva.

La Policía Municipal acordonó el área para facilitar la llegada de los servicios de emergencia debido al fuerte olor a gas y las llamas que eran visibles desde casi todos los puntos de la Ciudad Universitaria.

Además de los bomberos, también acudieron sanitarios del Samur-Protección Civil, quienes no tuvieron que atender heridos ni intoxicados, pero sí tuvieron que asistir a personas que sufrieron crisis de nervios o ansiedad. También estuvieron presentes el personal de Emergencias 112 Comunidad de Madrid y la Policía Nacional.

La dirección de la Universidad Complutense de Madrid está coordinando el dispositivo de evacuación con la ayuda de la asociación de Colegios Mayores, para trasladar a los residentes del Colegio Mayor Virgen de África. Actualmente, se están evaluando los daños estructurales en los edificios cercanos mientras se intenta determinar el origen del escape de gas y las causas de la explosión.