• viernes 09 de diciembre del 2022
728 x 90

Entra en acción el descuento del 50% en abonos transportes en Madrid costeado por el Gobierno central

img

El abono de la corona A pasa de 54,60 a 27,30 euros hasta diciembre

MADRID, 1 Sep.

La rebaja de los abonos transportes al 50% sufragada por el Gobierno central entra este jueves, 1 de septiembre, en vigor al lado de la gratuidad del Cercanías, medidas adoptadas frente a la crisis energética causada por la Guerra de Ucrania que se extenderán 4 meses.

Esta subvención en la zona piensa un gasto próximo a los 120 millones de euros que ha adelantado la Comunidad de Madrid y las entidades adscritas al Consorcio Regional de Transportes de Madrid.

En un principio el Ejecutivo central marcó una rebaja del 30%, que era ampliable al 50% en dependencia de los Gobiernos autonómicos. Uno de los que decidió subvencionar medio coste es Madrid, que ha designado los fondos que paga mensualmente al Estado por Cercanías a ampliarlo.

Así, desde este jueves el abono de la corona A va a pasar a valer 27,30 euros en frente de la cuota de 54,60 euros por mes sin estas bonificaciones.

Los abonos ordinarios oscilarán de esta manera desde los 27,30 euros de la región A hasta los 41 euros de la región B3 - C1/C2 sobre las títulos de transporte público de 30 días hoy en día en vigor.

Así, los abonos en la región B1 van a pasar de los 63,7 euros a los 31,8 euros por mes desde septiembre; los abonos de la región B2 van a pasar de los 72 euros por mes recientes a los 36 euros por mes desde septiembre; y en la región B3 - C1/C2 van a pasar de los 82 euros a los 41 euros por mes, con la reducción del 50% sobre la cuota de hoy.

Finalmente, el abono joven va a pasar de los 20 a los diez euros y el de la tercera edad se ubicará en los 1,60 euros, según la presente tabla de costos en vigor fijada por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid.

Esta medida provocó desde su aviso críticas de la Comunidad de Madrid que lo ha tachado en reiteradas oportunidades de "electoralista" y también "improvisada".

Asimismo, han augurado que la gratuidad de Cercanías va a poder tener secuelas económicas en otros medios de transporte como los buses y un encontronazo en las cuentas del Ejecutivo regional.

De hecho prevén que la red ferroviaria no sea con la capacidad de llevar a cabo en oposición al incremento de demanda que piensan que se marcha a generar, que implicará, por su parte un trasvase de individuos del resto de medios.

Por ello desde el CRTM monitorizarán el accionar de los clientes para lograr cambiar las frecuencias de Metro, así sea incrementando el número de trenes de medrar la demanda como reduciéndolo en el caso de que los clientes opten por otras elecciones de movilidad.

De hecho, esta financiación fué uno de los más importantes reproches por la parte del Ejecutivo regional que ha sacado pecho durante agosto de que ellos en su sistema tarifario ahora "subvencionan el 80% del coste" real de los abonos y que la aportación de hoy del Gobierno nacional es marginal en relación a la de los madrileños.

En este contexto, el titular de Transportes, David Pérez, ha reprochado repetidamente lo que él comprende como una "infrafinanciación" en infraestructuras por la parte del Estado en Madrid.

Se ha remontado a 2018 para reivindicar el Plan de Cercanías de 5.000 millones de euros que dejase planteado el ministro de Fomento Íñigo de la Serna, que degeneró al lado del Gobierno de Mariano Rajoy tras la petición de censura que devolvió al PSOE a La Moncloa.

Además, ha censurado asimismo la carencia de actualización de la aportación estatal al CRTM, congelada desde hace unos años, mientras que en otras autonomías, como Cataluña, se vió multiplicada, según el asesor.

Más información

Entra en acción el descuento del 50% en abonos transportes en Madrid costeado por el Gobierno central