Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

En Madrid capital, se implementa la restricción de circulación para vehículos sin etiqueta no empadronados.

En Madrid capital, se implementa la restricción de circulación para vehículos sin etiqueta no empadronados.

Madrid Zona de Bajas Emisiones, una medida impulsada por el Ayuntamiento de Madrid, entrará en vigor a partir del 1 de enero de este año. Esta iniciativa tiene como objetivo prohibir la circulación en la ciudad a los vehículos turismos más contaminantes que no estén empadronados en Madrid antes del 1 de enero de 2022 o que no abonen el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

La medida afecta principalmente a los vehículos diésel matriculados antes de 2006 y a los de gasolina anteriores a 2000, dentro de las categorías de uso sin especificar, familiar y todoterreno. Sin embargo, no afecta a vehículos de mercancías o motocicletas sin etiqueta.

La Zona de Bajas Emisiones fue puesta en marcha en enero de 2022 como parte de la Estrategia de Sostenibilidad Madrid 360, con el objetivo de reducir los óxidos de nitrógeno en la ciudad. Gracias a esta iniciativa, Madrid cumplió por primera vez en 2022 con los estándares europeos de calidad del aire.

A partir del próximo 1 de enero, la medida se extenderá al exterior de la M-30, y se establecerá un periodo de aviso que durará hasta el 30 de junio. Durante esta fase, se informará y advertirá a los ciudadanos sobre la prohibición de acceso y circulación, con el objetivo de corregir su comportamiento antes de imponer sanciones.

El control automatizado se llevará a cabo mediante cámaras de vigilancia, con un total de 257 cámaras para el interior de la M-30 y la propia vía, y la instalación de 207 cámaras más para el exterior de la M-30 está en proceso. Este sistema de control de tráfico ha sido financiado por la Unión Europea, a través de los fondos Next Generation EU y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En total, se contará con 464 dispositivos de vigilancia para asegurar el cumplimiento de la Zona de Bajas Emisiones de Madrid. Además, se añadirán 37 cámaras "fotorrojo" en toda la ciudad.

Los titulares de turismos que no cumplan con la normativa durante el periodo de aviso recibirán una comunicación informativa, pero podrían ser sancionados si son detenidos por un agente de la autoridad.

Anteriormente, el acceso no permitido a la Zona de Bajas Emisiones de Madrid suponía una infracción leve de tráfico, pero desde el 21 de marzo de 2022, esta infracción se considera grave y conlleva una multa de 200 euros.

Con la implementación de esta medida en la M-30, el número de vehículos sin distintivo ambiental ha disminuido significativamente. Se estima que, durante el periodo de aviso, se sancionarán aproximadamente 2.700 vehículos al día, lo que representa un aumento de 700 vehículos respecto a la situación actual.

A pesar de esto, se espera que la conducta de los conductores se corrija durante los seis meses de aviso, tal y como ha sucedido con otras Zonas de Bajas Emisiones en Madrid.