El soterramiento de la A-5 dará lugar a un paseo con más de 7.200 árboles.

El soterramiento de la A-5 dará lugar a un paseo con más de 7.200 árboles.

MADRID, 30 Ene.

El proyecto de ejecución del Paseo Verde del Suroeste permitirá la creación de nuevas zonas verdes, con un total de 7.200 árboles en la superficie de 80.000 metros cuadrados creada sobre el nuevo túnel de la A-5 tras su soterramiento. Según el proyecto, que ha avanzado el diario 'La Razón' y ha detallado el área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, el principal reto es conseguir un gran volumen de espacios verdes para modificar las condiciones ambientales del Paseo de Extremadura. El proyecto de jardinería contempla llegar a una cobertura arbórea próxima al 80% y maximizar la superficie de parterres en cohabitación con la movilidad y los usos previstos.

El Paseo Verde contará con más de 7.200 árboles, en concreto se plantarán 6.956 ejemplares de coníferas y se procederá al trasplante de 330 ejemplares (308 frondosas y 22 coníferas).

El nuevo Paseo de Extremadura vertebrará condiciones urbanas diversas (conexiones viarias, infraestructura verde, ancho entre fachadas, nodos urbanos, proximidad a equipamientos de barrio o desniveles) y precisamente esta circunstancia obliga a plantear soluciones distintas según cada tramo en lo que afecta al proyecto de jardinería, con ámbitos de plantación diferenciados acorde con el contexto urbano y los criterios de urbanización de cada zona.

En lo que se refiere al proyecto para la configuración de los nuevos espacios verdes, se distinguirán dos soluciones: los tramos tipo, con un ancho similar al del túnel (la parte soterrada de la A-5), de 32 a 35 metros, y, por otro lado, los nodos, que tendrán un diseño particularizado.

De esta forma, habrá parterres del paseo sur que funcionarán como islas-verdes que flanquearán el paseo peatonal separándolo del carril bici con una distribución que permita alternar ámbitos con mayor presencia vegetal y espacios libres donde se sitúan zonas estanciales, juegos infantiles y kioscos, rodeados de vegetación y sombra.

También se contará con árboles caducos de sombra de gran porte al norte del paseo peatonal, dando continuidad a la alineación que separa el carril bici y el paseo, además de árboles en plazas. En las zonas anchas del paseo se realizarán agrupaciones de dos a cinco árboles de gran porte plantados sobre amplios alcorques.

En seis puntos del trazado del Paseo Verde se acometerán soluciones y tratamientos paisajísticos diferenciados según su función urbana. En el nodo Parque de Atracciones y en la plaza homónima se priorizará la continuidad de paso y funcionalidad para darle una mayor polivalencia de uso.

Se plantarán, en forma de bosquetes informes, ejemplares de arces de crecimiento rápido. Se alternarán con plantaciones de encina, autóctona y persistente y pequeñas agrupaciones de Cercis Canadensis por su escala humana y floración en primavera.

En el nodo Greco habrá jardines de cobertura arbórea variable, alternado zonas más soleadas con predominancia de arbustivas mediterráneas. Los Jardines de Batán darán forma a "uno de los nodos urbanos más vibrantes" del Paseo de Extremadura, según el Ayuntamiento.

En el nodo Lourdes se incluirá una zona deportiva con skate-park, ping-pong, vóley-playa, anillo ciclista y una zona lúdico-cultural con anfiteatro urbano. En términos de arbolado para el paseo, se propone integrar el arbolado de la Casa de Campo al paseo y se combinarán pinos con ejemplares de Celtis australis como especies estructurales.

Por su parte, para la plaza junto a la biblioteca Ángel González se propone una solución de plaza-jardín que permita una sinergia entre el equipamiento público y el Paseo de Extremadura. Tendrá césped y jardines. En el resto del tramo se propone alternar parterres de césped alternados con masas de arbustivas.

Categoría

Madrid